martes, 16 de octubre de 2018

La gran reforestación china

El país ha recuperado desde principios de siglo una media anual de 50.000 kilómetros cuadrados de cubierta forestal



Wang Ning antes plantaba maíz y trigo; ahora cuida árboles. Hace tres años, la tierra que había cultivado durante casi toda su vida en las afueras de la ciudad de Langfang, en el norte de China, se convirtió en cuestión de meses en una nueva masa forestal. El cambio de rumbo de este campesino no fue fruto de un repentino despertar de su conciencia medioambiental, sino resultado del gigantesco programa de reforestación que las autoridades chinas llevan a cabo desde hace dos décadas. Pese a los graves, conocidos e innegables problemas medioambientales que sacuden el país más poblado del mundo, China está recuperando poco a poco el verde al tiempo que la deforestación avanza en otras partes del globo.

China era un país prácticamente árido a principios de los 90, con una masa forestal que apenas alcanzaba el 14% del total de su superficie. La combinación de prácticas agrícolas abusivas, decisiones políticas nefastas y patrones migratorios había dejado a la República Popular prácticamente sin bosques. La falta de estos se hizo patente en varios desastres naturales durante esa década, entre ellos una sequía extrema en la cuenca del Río Amarillo en 1997 y fuertes inundaciones un año después a lo largo del Yangtsé que provocaron miles de muertes y cuantiosas pérdidas.

Las autoridades respondieron a estas crisis con la aprobación de grandes planes de conservación y reforestación, algunos de los cuales siguen vigentes. Se trata de campañas masivas de plantación de árboles (tanto a mano como a través de la siembra aérea), del cierre de zonas protegidas para facilitar la regeneración de bosques y selvas o de la reconversión de suelo agrícola en forestal. Wang se acogió a este último programa y por sus 60 hectáreas, donde ahora crecen sauces, fresnos y paulownias, recibe un subsidio anual de 450.000 yuanes (56.200 euros) durante cinco años.

“Es bastante más de lo que ingresaba por la cosecha y supone menos trabajo, porque solamente nos tenemos que preocupar de mantener el bosque limpio de follaje. Tengo 60 años y con este dinero es suficiente para vivir el resto de mis días”, explica el campesino. En toda la zona campos de cultivo se entrecruzan con otros repletos de árboles, algunos recién plantados y otros ya con raíces echadas, todos perfectamente alineados. “Algunos vecinos más jóvenes tienen dudas porque no saben de qué vivirán tras los cinco años del subsidio, pero casi todos hemos dado el paso”.

Solamente durante el periodo 2013-2017, China gastó 67.200 millones de euros en estos programas de reforestación, incluyendo los pagos a agricultores y a empresas cuyas actividades de explotación forestal han sido restringidas.

[Retos pendientes:
A pesar de los avances, China tiene mucho camino por recorrer en su lucha contra la desertización. Aunque la tendencia se ha revertido, un 27,4% del territorio (habitado por 400 millones de personas) sigue siendo árido. La tasa forestal es del 21,6%, mucho menor al 31% de media global.]

La previsión de las autoridades es alcanzar el 26% en 2035. Pero la presión para alcanzar estas cuotas, que están marcadas a nivel local, provoca episodios de tensión entre agricultores que no quieren dejar de cultivar sus tierras y la administración. Estas prisas, además de crear conflictos sociales, pueden derivar en una asignación poco eficiente de los recursos e incluso en la elección errónea de las especies a plantar, como ya ha ocurrido en algunas ocasiones con resultados nefastos. “Básicamente, se trata de plantar árboles en función de su idoneidad y no por preferencia personal”, recuerda Yi Lan, de Greenpeace.

Según datos de la Administración Forestal del país, desde principios de siglo se han recuperado de media cada año 50.000 kilómetros cuadrados de cubierta forestal, una superficie similar a la de Aragón. La masa forestal ha crecido hasta el 21,6% del total, es decir, un incremento de más de siete puntos porcentuales en apenas treinta años. Ningún otro país del mundo ha visto una reversión de la pérdida y degradación de los bosques de esta magnitud en tan poco tiempo. Estos datos facilitados por el Gobierno chino son respaldados por estudios independientes realizados a partir de imágenes por satélite.

“La experiencia de China, que produce más emisiones de dióxido de carbono que cualquier otro país, es especialmente importante ya que los programas de reforestación aumentaron la cubierta forestal de forma notable y proporcionaron ingresos adicionales a las comunidades rurales”, explica Michael Wolosin, presidente de la firma de investigación Forest Climate Analytics.

Otra iniciativa, esta concebida a finales de los 70, es la conocida popularmente como Gran Muralla Verde, basada en la plantación masiva de árboles en el norte del país con el objetivo de frenar la expansión del desierto de Gobi. Las autoridades presumen de una ratio de supervivencia de las semillas de más del 90%, una cifra muy optimista teniendo en cuenta que algunas campañas han sufrido sonoros fracasos porque las especies no lograban crecer en un entorno tan hostil. En cualquier caso, el proyecto ha dado sus frutos: la superficie forestal en el norte del país ha pasado del 5% al 12,4%.

“Un tercio de la superficie de China se puede considerar desierto, principalmente debido a una historia de agotamiento rampante e incontrolado de los nutrientes del suelo, particularmente en el norte del país. Pero la tendencia a la desertización se ha reducido gracias el esfuerzo de los programas de reforestación”, asegura Yi Lan, responsable de bosques de Greenpeace East Asia.

Langfang, la ciudad en cuyo término municipal está la tierra gestionada por Wang, pertenece a la provincia de Hebei, parte también de este megaproyecto. La zona, colindante con Pekín, es una de las áreas más contaminadas del país al tratarse de un importante centro manufacturero, de industria pesada y de extracción y quema de carbón. Los esfuerzos de limpieza y mejora ambiental son especialmente relevantes aquí porque los bosques son decisivos para proteger la superpoblada capital de catástrofes naturales como las ocurridas hace unas décadas. Esta creciente capa verde que envuelve Pekín, de hecho, empieza a notarse: en los últimos diez años, las molestas tormentas de arena que suelen llegar a la capital durante la primavera se han reducido en un 70%.

9-10-2018

Enlace: https://elpais.com/sociedad/2018/09/28/actualidad/1538136968_740260.html

martes, 9 de octubre de 2018

Enfoque de China: Nuevas acciones propuestas por Xi dan ímpetu a unión de familia China-África

BEIJING, 4 sep (Xinhua) -- El presidente chino, Xi Jinping, anunció el lunes una serie de medidas renovadas para impulsar la cooperación China-África, cuando más de 50 líderes africanos se reúnen en Beijing, la capital nacional, por un importante evento.

"Estamos encantados de tenerlos a todos ustedes aquí con nosotros", dijo Xi al inaugurar la Cumbre de Beijing 2018 del Foro de Cooperación China-África (FOCAC, por sus siglas en inglés), una ocasión que describió como una reunión de la gran familia China-África.

El mandatario pidió esfuerzos para forjar una asociación estratégica de cooperación integral China-África aún más fuerte.

Xi propuso ocho iniciativas con 60.000 millones de dólares de financiación como garantía para los próximos tres años.

Entre las medidas se encuentra la importación desde África de más productos diferentes a los recursos naturales, el incremento de las inversiones corporativas, más vuelos directos, un centro de cooperación ambiental, un instituto de estudios africanos, y programas de seguridad para luchar contra la piratería y el y terrorismo.

Refiriéndose a África como una "tierra de gran promesa" y un continente "lleno de esperanza", Xi manifestó que nadie puede frenar ni al pueblo chino ni al africano en su marcha hacia la revitalización.

OCHO INICIATIVAS

La cumbre de este año es la tercera de su tipo desde cuando fue creado el FOCAC, hace 18 años.

Liu Guijin, un veterano diplomático que sirvió como el primer representante especial del Gobierno chino sobre Asuntos Africanos, dijo que las iniciativas son la continuación de los 10 planes de cooperación anunciados durante la última edición de la cumbre, celebrada en 2015.

"Nuestras políticas han sido muy consistentes. Construimos sobre los logros conseguidos en el pasado y seguido avanzando", sostuvo Liu.

Xi reveló que China celebrará una exposición económica y comercial China-África, y que su país construirá o modernizará varias zonas de cooperación económica y comercial en África.

"Animamos a las compañías chinas a invertir al menos 10.000 millones de dólares en África en los próximos tres años", dijo.

Zhu Gongshan, presidente de la compañía china de energía GCL Group, afirmó que aumentará las inversiones en África, especialmente en el mercado de la generación de energía solar, de gran potencial. Su empresa hace presencia en Etiopía y Yibuti.

"La perspectiva es buena. Como empresarios, tenemos grandes esperanzas y estamos más dispuestos a invertir", dijo.

Observadores opinaron que el desarrollo de infraestructuras en África, como una fuerza del apoyo chino, seguirá beneficiándose de préstamos y líneas de crédito con condiciones favorables.

De manera específica, Xi prometió apoyar a las firmas chinas que adopten un modelo inversión-construcción-operación en los proyectos de infraestructura.

Según Xi, China trabajará con África para realizar numerosos proyectos importantes de conectividad. Eso incrementará el número de infraestructuras de alto perfil que han venido siendo erigidas en el continente en los últimos años, como el Ferrocarril Mombasa-Nairobi, en Kenia, y el Puente de Maputo sobre el mar, en Mozambique.

En cuanto al comercio, el presidente indicó que China ha decidido incrementar las importaciones desde África, en especial las de productos diferentes a los recursos naturales, apoyar la Zona Continental de Libre Comercio Africana y sostener diálogos de libre comercio con los países y regiones interesados.

Las iniciativas de Xi también cubren el desarrollo de capacidades, la atención médica, los intercambios de personal, y la paz y la seguridad.

La protección ambiental también es prioritaria en la agenda.

Según Xi, en el área de desarrollo ecológico y protección ambiental en África se llevarán a cabo 50 proyectos de asistencia, con un enfoque en la lucha contra el cambio climático, la cooperación marina, la prevención y el control de la desertificación, y la protección de la fauna silvestre.

"El discurso (de Xi) destaca lo que estamos haciendo en este momento", manifestó Wang Qingfeng, director del Centro de Investigación Conjunta Sino-africana, con sede en Nairobi y subordinado a la Academia de Ciencias de China.

Desde 2013, el centro ha puesto en marcha más de 45 programas de investigación conjunta, incluida la investigación de la diversidad biológica, la detección de microorganismos patógenos, la ciencia geográfica y la teledetección.

Kembabazi Barbara Gamukama, una ugandesa que estudia en Beijing, dijo sentirse muy motivada por el discurso del mandatario chino.

"China importará más desde África. Eso significa que Uganda puede exportar más café, y que habrá oportunidades de trabajo para los jóvenes ugandeses", manifestó.

PRINCIPIO DE LOS "CINCO NOES"

A pesar de la distancia geográfica entre China y África, ambas partes gozan de una amistad que ha superado la prueba del tiempo.

La amistad profunda fue forjada por los fundadores de China y los países africanos a mediados del siglo pasado. Trascendentales proyectos de asistencia, como el Ferrocarril Tanzania-Zambia, en la década de los 70, hicieron que los dos pueblos se acercaran.

Xi explicó en la cumbre que China aplica un planteamiento de "cinco noes" en sus relaciones con África: no interferir en los caminos de búsqueda del desarrollo de los países africanos que se correspondan con sus condiciones nacionales; no interferir en sus asuntos internos; no imponerles la voluntad de China; no imponer condiciones políticas en la asistencia al continente; y, no buscar beneficios políticos propios en la inversión y la cooperación financiera con África.

"China sigue el principio de ofrecer más y tomar menos, ofrecer antes de tomar y ofrecer sin pedir nada a cambio", aseveró Xi.

La incorporación de nuevos miembros al FOCAC es una demostración del fortalecimiento de la familia China-África. Todos los 53 países africanos que tienen lazos diplomáticos con China ya forman parte del mecanismo.

Xi inició una ronda de aplausos el lunes al dar la bienvenida a Gambia, Santo Tomé y Príncipe, y Burkina Faso como nuevos miembros del foro.

"África ha escogido a China", dijo a Xinhua el presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kabore, antes de viajar hacia Beijing. "Es nuestra alternativa y permaneceremos fieles a ella".

DE ÁFRICA AL MUNDO

El presidente de Ruanda, Paul Kagame, quien además ejerce la presidencia rotativa de la Unión Africana para 2018, manifestó que la cumbre se registra en el momento adecuado, justo cuando la globalización enfrenta vientos adversos.

"Ahora más que nunca hay una necesidad de cooperación", ya que algunos países han dejado claras sus intenciones de servirse bien primero a ellos mismos en detrimento de otros, dijo Kagame a la prensa en vísperas de la cumbre.

Xi reiteró la postura de China de garantizar una economía mundial abierta y el sistema comercial multilateral, y también de rechazar el proteccionismo y el unilateralismo.

António Guterres, secretario general de la ONU, manifestó que la cooperación entre China y África es fundamental para el éxito de África, que sostiene el éxito del desarrollo y la paz del mundo.

China y África son la casa de unos 2.600 millones de personas, un 35 por ciento de la población global.

De acuerdo con Xi, China y África han conformado desde tiempo atrás una comunidad de destino compartido, y ahora la convertirán en un referente de la construcción de dicho tipo de comunidad para la humanidad.

"Nuestra meta es convertir el mundo en un lugar de paz y estabilidad y vida más feliz y más satisfactoria para todos", manifestó Xi.

Enlace: http://spanish.xinhuanet.com/2018-09/04/c_137443957.htm

domingo, 7 de octubre de 2018

Sobre la implementación de un régimen económico de mercado socialista en China

Por Jiang Zemin

9 de junio de 1992

Parte de una intervención en un curso de estudios avanzados organizado por la Escuela del Partido del Comité Central del Partido Comunista de China para cuadros de rango provincial y ministerial, la cual se titulaba “Con comprensión cabal y plena aplicación del espíritu de las importantes conversaciones del camarada Deng Xiaoping, agilizar y optimizar la construcción económica y la reforma y apertura"

La tarea fundamental del aceleramiento de la reforma del régimen económico consiste en implantar lo antes posible un nuevo régimen económico socialista. Y la clave para esta tarea radica en conocer con certeza la planificación y el mercado así como sus relaciones recíprocas, es decir, atribuir mayor importancia al papel del mercado en la distribución de recursos bajo el macrocontrol del Estado y desplegarlo aún más.

La experiencia histórica demuestra que el completo desenvolvimiento de la economía mercantil constituye una etapa ineludible para alcanzar un desarrollo socioeconómico de alto nivel. Una economía mercantil plenamente desarrollada es necesariamente indesligable de un mecanismo de mercado totalmente madurado y perfeccionado. La inquietud acerca de que una mayor función del mercado pueda conducirnos al capitalismo carece de fundamento y es también desatinada. A finales de 1990, el camarada Deng Xiaoping ya subrayó con claridad: “En lo teórico debemos llegar a comprender que la diferencia entre capitalismo y socialismo no reside en cuestiones como la disyuntiva entre planificación y mercado. En el socialismo también hay economía de mercado, igual que existe control planificado en el capitalismo. ¿Acaso en las condiciones del capitalismo ya no hay control alguno y uno puede portarse a su libre voluntad? ¡El trato de na- ción más favorecida no es otra cosa que control! No se crea que practicar cierta economía de mercado es seguir el camino capitalista. ¡Nada de eso! Tanto la planificación como el mercado son necesarios. Sin desarrollar el mercado, uno no tiene acceso ni siquiera a la información mundial, lo que significa resignarse a quedarse a la zaga”1. En sus conversaciones recien- tes, él puntualizaba este problema en términos más concisos y con mayor profundidad: “En cuanto a que haya más planificación o más mercado, no  es allí donde radica la diferencia esencial entre socialismo y capitalismo. Economía planificada no es sinónimo de socialismo, pues en el capitalismo también hay planificación; y economía de mercado tampoco es sinónimo de capitalismo, ya que en el socialismo también hay mercado. Tanto la pla- nifcación como el mercado son mecanismos económicos”2.

Respecto al punto de que “en el capitalismo también hay planificación”, ya Engels empezó a percibir esta cuestión en los últimos años de su vida. En 1891 señaló en su crítica al proyecto de programa del Partido Socialdemócrata Alemán que el surgimiento de trust capitalistas marcaba la desaparición de la ausencia de planes en la producción. Indicó además que las palabras “la ausencia de plan, que radica en la esencia misma de la producción capitalista privada” en el proyecto del programa requerían una corrección a fondo3. Lenin también señalaría, en abril de 1917, que la Primera Guerra Mundial aceleraba la transformación del capitalismo en impe- rialismo y el paso del monopolio a estadificación4, lo que le llevaba directa- mente a “la revolución directa a su forma superior, su forma planificada”5. Puntualizó además Lenin que era “deficiente plantear la cuestión del capi- talismo sin tener en cuenta el papel de los trust, y decir que ‘el capitalismo se distingue por la ausencia de planes’”6. Al citar las palabras de Engels y de Lenin, quisiera llamar una mayor atención a los camaradas para que cuiden de intensificar su estudio sobre el desarrollo y evolución de la economía ca- pitalista, lo que les ayudará a discernir cuáles son la esencia y características del capitalismo y cuáles no.

Con la aparición del keynesianismo7 en la década de los treinta del presente siglo, los países capitalistas de Occidente acentuaron su intervención en la vida económica; en otras palabras, reforzaron evidentemente su macrocontrol sobre la economía. Keynes subrayaba la necesidad de con- trolar la demanda global de la sociedad y, en especial, regularla valiéndose de políticas fiscales, lo que jugó un importante papel en ayudar a los países occidentales a superar la Gran Depresión en esa década. Además, los seguidores del keynesianismo y el postkeynesianismo8 también destacaban la necesidad de regular la redistribución de ingresos mediante el impuesto progresivo sobre la renta personal, el impuesto sobre sucesiones y el im- puesto sobre donaciones. Esto demuestra que en la economía capitalista de Occidente, además de una planificación interna acentuada en las empresas, se empezó a ejercer también en cierta medida la regulación planificada en el nivel macroscópico.

Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, sobre todo a partir de la década de los sesenta, a medida que se profundizaban cada día más las contradicciones inherentes al capitalismo y se desarrollaban rápidamente la ciencia y la tecnología, de forma sucesiva ciertos países desarrollados de corte occidental elaboraron y pusieron en ejecución distintos tipos de planes macroeconómicos. Por ejemplo, Japón elaboró en serie nueve planes de desarrollo económico, y Francia, a su vez, diez. Todo esto explica que no son pocos los países capitalistas que prestan mucha atención al control planificado sobre la actividad económica. Por consiguiente, ideológicamen- te nuestros camaradas no deben seguir permaneciendo en los conceptos del pasado ni tomar la presencia de planificación sólo como una característica propia del socialismo. Por supuesto, el alcance y la metodología de los medios de planificación que se aplican bajo el sistema socialista difieren en cierta medida de los del sistema capitalista, y lo mismo ocurre con los me- dios del mercado.

En cuanto al tema de que “en el socialismo también hay mercado”, podemos decir que después de más de diez años de reforma y apertura hemos adquirido una comprensión más profunda. Hemos introducido el mecanismo de mercado en la vida económica, lo que ha inyectado mayor vitalidad y vigor a la economía socialista de nuestro país y ha desempeñado un evidente papel en acelerar el desarrollo de la economía. En el pasado sólo veíamos los efectos negativos que el mercado nos traía por su carácter espontáneo, y apenas llegamos a percatarnos de su papel positivo en esti- mular la competencia entre las empresas e impulsar el progreso económico; sobre todo, ignorábamos que es una forma de distribución de recursos, ignorábamos su papel propulsor para la optimización de dicha distribu- ción. Evidentemente había una comprensión parcial. Numerosos hechos nos demuestran que el mercado constituye una forma eficaz de distribuir recursos y ofrecer estímulo, pues, por medio de la competencia y la palanca de los precios, puede asignar unos bienes escasos al eslabón capaz de crear la mayor rentabilidad, y producir por consiguiente fuerza de presión e impulso para las empresas. Además, reacciona de modo sensible y rápido ante distintas señales. Precisamente por estas ventajas, el papel positivo del mercado en el desarrollo económico ha venido siendo comprendido por un creciente número de personas en los países socialistas, deshaciéndose la unilateralidad de comprensión y el prejuicio que había sobre el mercado en el pasado. Por supuesto, al destacar la necesidad de conocer a plenitud las ventajas del mercado, no queremos decir que éste cubra todos los as- pectos y sea omnipotente; tiene evidentemente sus puntos débiles y limitaciones. Por ejemplo, el mercado no puede conseguir automáticamente la estabilidad y equilibrio del volumen global macroeconómico; difícilmente puede regular la construcción de una parte de las instalaciones públicas, así como el consumo, y, cuando los efectos sociales prevalecen sobre los resultados económicos, la regulación mediante el mercado no podrá alcan- zar el objetivo social previsto, ni lograr el resultado ideal en algunas ramas monopolistas o con preponderancia de economía de escala. Por lo tanto, se nos exige hacer valer las ventajas de la regulación por planificación, para reparar y moderar las insuficiencias y las funciones negativas de la regula- ción mediada por el mercado, y realizar así debidamente el equilibrio ma- croeconómico, con el fin de asegurar un desarrollo integral de la economía en su conjunto. En los ámbitos que esta última regulación no llega a cubrir, igualmente es necesario recurrir a los medios de la planificación para distri- buir los recursos. Paralelamente, también hay que valerse de estos medios para reforzar la seguridad social y la regulación de la redistribución social de ingresos, con el objeto de prevenir la polarización.

De la III Sesión Plenaria del XI Comité Central a esta parte hemos ex- perimentado un proceso progresivo para adquirir conciencia sobre el tema de la planificación y el mercado así como sus relaciones recíprocas. En el XII Congreso del Partido se habló del principio de tomar la economía pla- nificada como lo principal y complementarla con el mercado como factor regulador; la “Decisión sobre la reforma del régimen económico”, aprobada por la III Sesión Plenaria del XII Comité Central del Partido, formuló el nuevo concepto de que la economía socialista es una economía mercantil planificada basada en el sistema de propiedad pública; en el XIII Congreso del Partido se planteó la tesis de que el régimen de economía mercantil pla- nificada socialista debería ser uno de unidad intrínseca entre planificación y mercado; y desde la IV Sesión Plenaria del XIII Comité Central se ha propuesto crear un régimen económico y un mecanismo de funcionamiento acordes al desarrollo de la economía mercantil planificada y capaces de in- tegrar la economía de planificación con la regulación mediante el mercado. Lo que hablo aquí son formulaciones en documentos oficiales del Partido, y aún hay muchos criterios y planteamientos divergentes vertidos al respec- to en los debates académicos y teóricos. Últimamente, en el estudio de las importantes palabras del camarada Deng Xiaoping, se han propuesto nue- vos planteamientos sobre planificación y mercado y sobre la implantación de un nuevo régimen económico. Consisten, a grandes rasgos, en establecer un régimen 1) de economía mercantil socialista que integre la planificación y el mercado, 2) de economía de mercado planificada socialista y 3) de economía de mercado socialista. La evolución y el cambio en el conocimiento son normales, incluido el que aparezcan debates sobre diferentes criterios y puntos de vista, lo cual explica que no es posible conocer de una sola vez las cosas objetivas, sobre todo en cuestiones importantes, pues suelen necesitarse repetidos estudios y discusiones, y sintetizarlos e incrementar- los en la práctica, para poder conocer de forma relativamente científica. Hoy día podemos decir que, después de más de diez años de exploración y compendio de las experiencias adquiridas dentro y fuera del país, hemos logrado una comprensión bastante madura, tanto en lo teórico como en términos de práctica, del establecimiento de un nuevo régimen económico socialista, comprensión que hemos unificado en mayor medida en todo el Partido, con lo cual podemos iniciar, en todos los sentidos, la etapa de su presta ejecución.

Sobre cuál de las formulaciones antes referidas corresponde más a la realidad económica del país, cuál es la más aceptable por la mayoría de los camaradas y cuál favorece más impulsar el desarrollo de nuestra construc- ción económica, podemos proseguir nuestro estudio, sin precipitarnos en sacar conclusiones por el momento. Sin embargo, pienso que en el informe ante el XIV Congreso del Partido debemos definir finalmente una formulación más o menos científica del régimen económico que apruebe la ma- yoría de los camaradas, lo que ayudará a unificar en mayor grado el criterio y la acción de los militantes de todo el Partido y acelerar la implantación de un nuevo régimen económico socialista en nuestro país. Personalmente, yo me decanto por usar el término “régimen de economía de mercado socialista”. Porque la economía mercantil planificada es una economía planificada de mercado. En la economía socialista ha habido planificación desde un principio, lo que la gente siempre ha tenido bien claro en su mente y entender, así que no va a haber dudas de si se ha suprimido la planificación, ausente la palabra “planificada” en la formulación. Por otra parte, tal como he mencionado anteriormente, la economía capitalista no está libre tampoco de planes. Por esta razón, me parece que si usamos los términos “régimen de economía de mercado socialista” aceptará la mayoría de los cuadros y masas. Si bien se trata de un juicio personal mío, he intercambiado opinio- nes sobre el particular con camaradas de la dirección central y todos están de acuerdo con mi opinión en lo fundamental. Claro que ésta no es aún la conclusión definida. Sea cual sea la formulación que finalmente se adopte en el informe ante el XIV Congreso del Partido, se han de aclarar las características principales del nuevo régimen económico socialista de nuestro país, las cuales, a mi juicio, deben resumirse así: primero, en lo referente a la estructura de la propiedad, insistir en tomar la economía de propiedad pública como cuerpo principal y la economía individual, la privada y otras modalidades económicas como formas complementarias, y lograr el desa- rrollo conjunto de las economías de múltiples formas; segundo, en lo que respecta al sistema de distribución, seguir con firmeza el de a cada uno se- gún su trabajo como forma predominante, con las demás formas de distri- bución como complementarias, y permitir y estimular que algunas zonas y personas prosperen antes, con el fin de materializar paso a paso la prosperidad común y evitar la polarización; y tercero, en lo relativo al mecanismo de funcionamiento de la economía, combinar de modo orgánico los puntos fuertes de la economía de mercado y de la economía planificada y poner en pleno juego sus respectivas ventajas, con vistas a fomentar una asignación óptima de recursos y regular racionalmente la distribución social.

Para acelerar la implantación de un nuevo régimen económico, actualmente debemos empeñarnos en solucionar algunos problemas clave.

Primero, es preciso cambiar las funciones del gobierno y separar efectivamente las funciones y responsabilidades gubernamentales de las empresariales. La función administrativa del gobierno respecto a la actividad socioeconómica consiste principalmente en planificar con una visión de conjunto, dominar la aplicación de políticas, organizar y coordinar traba- jos, prestar servicios y ejercer la correspondiente revisión y supervisión, y valerse de los medios económicos, jurídicos y administrativos necesarios para asegurar el equilibrio entre la oferta y la demanda globales de la eco- nomía y la coordinación de los entramados económicos importantes y su distribución geográfica. Los departamentos gubernamentales han de dejar de intervenir en asuntos concretos de las empresas, como producción, gestión y administración, y deben garantizar con seguridad la liberalización y agilización microeconómica, a la vez que llevar a efecto como es debido el necesario macrocontrol, tareas ambas que se complementan mutuamente, sin que pueda cumplirse cualquiera de ellas en forma aislada.

En segundo lugar, hay que empeñarse en cambiar el mecanismo de gestión de las empresas, en particular de las grandes y medianas empresas estatales, y empujarlas realmente a acceder al mercado, para que se conviertan en sujetos de la competencia en éste y en verdaderas entidades con personalidad jurídica capaces de hacer realmente una gestión autónoma, responder de sus ganancias y pérdidas, autodesarrollarse, restringirse a sí mismas y asumir los riesgos por cuenta propia, logrando de este modo la integración de responsabilidades, derechos e intereses. El proceso de cambio del mecanismo de gestión que atraviesan las grandes y medianas empresas estatales conlleva en realidad una mayor exploración y selección de formas de realización de la economía de propiedad pública, las cuales deben ser múltiples, acertadas y eficaces. Para tal efecto, se requiere proseguir la experimentación audaz en la práctica y, una vez obtenidas experiencias exitosas, aplicarlas y generalizarlas. Pueden llevarse a cabo en distintos ámbitos y en forma selectiva, según las condiciones particulares de cada empresa estatal, modalidades como la gestión directa del Estado (en un segmento de em- presas importantes que atañen a la economía nacional y la vida del pueblo y que deben ser monopolizadas por él), la gestión por contrata, la gestión accionarial y la gestión por arrendamiento; luego, es preciso recapitular de continuo las experiencias de la aplicación a fin de perfeccionarlas paso a paso. Sea cual fuere la forma de gestión que se adopte, el único propósito es agilizar de veras las empresas estatales y llevar a buen término sus operaciones, logrando que incrementen sin cesar su competitividad y refuercen su capacidad para un desarrollo ulterior.

Lo tercero es, en adaptación a las exigencias de la economía mercantil y la ley del valor, actualizar efectivamente el concepto de planificación y cambiar la función y forma de la administración planificada a fin de que la planificación refleje realmente los cambios en la oferta y la demanda. Para- lelamente a ello, hay que hacer uso en mayor medida de políticas y palancas económicas para orientar y regular un desarrollo sano del mercado.

Cuarto, hay que preparar y desarrollar el mercado, para crear un mercado socialista unificado y completo. A este efecto, se exige que nuestros departamentos competentes y las partes concernientes colaboren conjunta- mente en los siguientes aspectos: por un lado, empeñarse en implantar un sistema de mercados y perfeccionarlo y, al mismo tiempo de continuar de- sarrollando el mercado mercantil, en particular el de medios de producción, fomentar activamente el mercado financiero de valores, incluidos acciones y bonos, y desarrollar el mercado de tecnologías, el laboral, el informático y el inmobiliario; y, por otro lado, pugnar por perfeccionar y aplicar con rigor el sistema de administración del mercado, favoreciendo la creación y el mantenimiento de un buen orden en éste.

En quinto término, se impone reforzar la elaboración de legislaciones económicas y la conformación de los demás sostenes necesarios para el funcionamiento económico. No sólo se necesita acentuar y perfeccionar la implantación de bases materiales, como comunicaciones, redes informáticas, banca y transporte, sino también completar y mejorar las de carácter intangible, como labores reglamentadas de contabilidad, auditoría, estadística, impuestos, etc., con vistas a asegurar un funcionamiento ordenado de la actividad socioeconómica.

  • NOTAS:
  1.  1 Deng Xiaoping: “Saber aprovechar la oportunidad para resolver el problema del desarrollo”, Tex- tos escogidos, t. III.
  2.  Deng Xiaoping: “Puntos esenciales de conversaciones sostenidas en Wuchang, Shenzhen, Zhuhai y Shanghai”, Textos escogidos, t. III.
  3.  F. Engels: “Contribución a la crítica del Proyecto de Programa Socialdemócrata de 1891”.
  4.  Véase V. I. Lenin: “Informe sobre el momento actual”.
  5.  V. I. Lenin: “Discurso a favor de la resolución sobre el momento actual”.
  6.  Ibíd.
  7.  Teoría económica y planteamiento político que tiene a Keynes como fundador. John Maynard Keynes (1883-1946), economista británico, planteó, después de la crisis económica de 1929 a 1933 en el mundo capitalista, el criterio de que el desempleo y la crisis económica se deben a una insuficiencia de la demanda efectiva. Era de la opinión de que, siempre que el Estado adoptara políticas adecuadas para regular la economía e incrementar tal demanda, sería posible eliminar las crisis y solucionar el problema del desempleo. Sostenía que el Estado interviniera activamente en la vida económica para acrecentar la inversión e incentivar el consumo. En 1936 vio la luz su obra Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero, que representa la plasmación del keynesianismo. Las teorías económicas y los planteamientos políticos de Keynes ejercen gran influencia tanto en las políticas económicas de países como el Reino Unido y Estados Unidos como en la teoría reformista y la economía política vulgar modernas.
  8.  El keynesianismo moderno. Tras morir Keynes en 1946, sus seguidores reafirmaron su pensa- miento básico, aportando numerosas adiciones y modificaciones en términos de teoría económica y planteamiento político. Como diferían en concepción teórica, método de análisis y planteamiento po- lítico, se dividieron en distintas corrientes y escuelas. Entre ellas destacan principalmente la escuela de Cambridge, llamada también keynesianismo de izquierdas, encabezada por la economista británica Joan Robinson, y la neoclásica, corriente principal postkeynesiana de la economía, dirigida por el economista estadounidense Paul Samuelson.
Enlace: http://book.theorychina.org/upload/a03674af-817b-4e77-aa50-c4a402b93bfe/

viernes, 5 de octubre de 2018

El socialismo también puede practicar la economía de mercado

26 de noviembre de 1979

* Parte de una entrevista con Frank B. Gibney, vicepresidente de la Comisión Redactora de la Encyclopaedia Britannica, Inc., de Estados Unidos, y Paul T. K. Lin, director del Instituto de Asia Oriental de la Universidad McGill, de Canadá.


 - Gibney: A nuestro entender, el que en un país como China, cerrada durante muchos años respecto de Estados Unidos, se intente ahora materializar su modernización a una velocidad tan alta, es de veras un gran desafío extraordinario, realmente como si se volviera a desencadenar una revolución.

- Deng: Es efectivamente una nueva gran revolución. Al hacer la revolución, tenemos por objeto emancipar las fuerzas productivas y desarrollarlas. La revolución quedaría vacía de contenido si se la separase del desarrollo de las fuerzas productivas, de la prosperidad y el poderío nacionales y del mejoramiento de la vida del pueblo. Nos opusimos a la vieja sociedad y al viejo sistema justamente porque ellos oprimían al pueblo e impedían el desarrollo de las fuerzas productivas sociales. Ahora, esta cuestión ya está bastante clara. En el pasado, la “banda de los cuatro” planteó que era preferible un socialismo pobre a un capitalismo rico. Esto es absurdo.

Desde luego, no queremos el capitalismo, pero tampoco un socialismo pobre, sino un socialismo desarrollado, dotado de fuerzas productivas robus- tecidas y que haga al país próspero y poderoso. Creemos que el sistema socialista es superior al capitalista. Esta superioridad debe manifestarse en la existencia de mejores condiciones que las del capitalismo para desarrollar las fuerzas productivas sociales. Esto habría sido posible desde antes, pero, debido a las diferentes maneras de comprensión que había, se retrasó el proceso de desarrollo de nuestras fuerzas productivas, sobre todo al tener una pérdida de diez años. En los primeros tiempos de los años 60, entre China y otros países del mundo había, sí, una distancia, pero no era muy grande. Esa brecha se hizo desmesurada, sin embargo, en los 11 ó 12 años comprendidos entre las postrimerías de la década del 60 y la del 70. Esos más de diez años fueron justamente un período de impetuoso desarrollo del mundo, cuando su progreso económico y científico-tecnológico no se midió en términos de años, ni siquiera de meses, sino de días. Durante un largo período a partir de la fundación de la República Popular, permanecimos aislados del resto del mundo. En un espacio de tiempo bastante extenso las causas de esto no estuvieron en nosotros mismos, sino que fuerzas internacionales antichinas, fuerzas contrarias al socialismo chino, nos obligaron a adoptar la actitud de encierro y aislamiento. En la década del 60, aunque estuvimos en condiciones de fortalecer el intercambio y la cooperación con el resto del mundo, fuimos nosotros quienes nos autoaislamos. Hoy en día, podemos decir que hemos aprendido a aprovechar esas condiciones en el plano internacional.

Hemos propuesto materializar las cuatro modernizaciones. Esta meta que hemos fijado sólo podemos alcanzarla contando con nuestros esfuerzos, con unas orientaciones y políticas acertadas y con unas específicas medidas eficaces. En la actualidad, hay quienes dudan de si China puede hacer realidad la meta de modernización, y nos preguntan qué fundamentos tenemos para plantearla. Nuestros fundamentos pueden resumirse en los siguientes cuatro puntos:

Primero, tenemos abundantes recursos naturales. China cuenta con un territorio extenso, y en lo tocante a los recursos energéticos y a los yacimientos de minerales, ya sean de metales ferrosos, no ferrosos o raros, son muy pocos los que no posee. Estos recursos, si logramos explotarlos, constituirán una fuerza formidable.

Segundo, en los últimos 30 años, a pesar de haber hecho tantas tonterías, hemos conseguido, de todas maneras, sentar una base preliminar en la industria, la agricultura, la ciencia y la tecnología, lo que quiere decir que ya contamos con una posición de avance para las cuatro modernizaciones. En la actualidad, disponemos de más de 2 millones de máquinas-herramientas, la producción anual de petróleo ha sobrepasado los 100 millones de toneladas, y la de carbón, los 600 millones, sólo que la de acero ha llegado apenas a algo más de 30 millones de toneladas. En resumen, hemos echado, después de todo, los cimientos materiales para hacer realidad las cuatro modernizaciones.

Tercero, no creemos que los chinos seamos torpes. En más de diez años, el yugo espiritual de Lin Biao y de la “banda de los cuatro” frenó la mente de la gente y restringió su capacidad para poner en pleno juego su sabiduría y creatividad. Hoy en día, al promover la emancipación de la mente y reafirmar la política formulada por el Presidente Mao Zedong de “que se abran cien flores y que compitan cien escuelas”, perseguimos el objetivo de crear las condiciones para hacer valer la iniciativa de todo el pueblo y poner en pleno juego la inteligencia y sabiduría de los chinos. También es en aras de ese objetivo que ahora fortalecemos y desarrollamos la democracia. Esto, algunas personas lo malinterpretan en el sentido de que estamos fomentando el anarquismo. En realidad, esta práctica sólo se dio en tiempos de Lin Biao y de la “banda de los cuatro”. Con anarquía es imposible llevar a cabo la construcción. Si ustedes hubieran venido en los años 50 o a principios de los 60, habrían podido apreciar en China excelentes hábitos sociales. En los momentos difíciles, la gente observaba estrictamente la disciplina, tomaba en consideración la situación en su conjunto, colocaba los intereses individuales dentro de los colectivos, nacionales y sociales y conscientemente marchaba junto con el país para salir a flote de las dificultades. Fue de esta manera como atravesamos un período de tres años de dificultades que se inició en 1959. Sin embargo, Lin Biao y la “banda de los cuatro” desvirtuaron por completo esos hábitos sociales. Ahora, en Beijing hay un “muro de Xidan”93, donde se mueven gentes sin ocupación, que andan provocando disturbios o que se encuentran gravemente contagiadas por la ideología de la “banda de los cuatro”, gentes entre las cuales hay quienes se dedican incluso al espionaje. También hay allí quienes, aunque equivocados, proceden con buena inten- ción. Sin embargo, lo que reina en ese entorno es, en realidad, la ideología de la “banda de los cuatro”. Ellos fomentan el individualismo a ultranza y el anarquismo. Estos jóvenes, a pesar de que representan una ínfma minoría, tienen una influencia bastante grande. Hemos adoptado una seria actitud ante estas personas con el propósito de educar a la nueva generación. Por consiguiente, señalamos que, junto con el fortalecimiento de la democracia, debe estar el de la legalidad socialista. Debemos emancipar la mente y, además, retomar los excelentes hábitos sociales que mantuvimos por largo tiempo. La plena movilización de la iniciativa de la gente que proponemos para materializar las cuatro modernizaciones necesita también una condición, cual es la de lograr una situación sociopolítica de estabilidad y unidad. Además, debemos prestar atención a otro problema, la preparación de personal idóneo. Durante muchos años descuidamos la investigación cientí- fica y la educación, lo que nos trajo graves pérdidas al respecto. Debemos reforzar el trabajo científico y educacional, descubrir hombres de talento y utilizarlos de la mejor forma. En resumidas cuentas, tenemos que desplegar la iniciativa de la gente y, siempre que sean puestas en juego su inteligencia y sabiduría, no nos faltará esperanza.

Cuarto, la materialización de las cuatro modernizaciones requiere una correcta política exterior de apertura. Para alcanzar esa meta, tenemos que apoyarnos principalmente en nuestros propios esfuerzos, recursos y funda- mentos, pero ello sería imposible si nos apartáramos de la cooperación internacional. Debemos aprovechar a plenitud los adelantos del mundo eincluso los fondos que pueda proporcionarnos la comunidad internacional, con miras a acelerar las cuatro modernizaciones. En el pasado no hubo estas condiciones, y aunque más tarde las tuvimos, no supimos aprovecharlas durante un espacio de tiempo. Ahora tenemos que hacerlo.

Las orientaciones y las metas de las cuatro modernizaciones fueron formuladas por el Presidente Mao Zedong y el Primer Ministro Zhou Enlai en su tiempo, pero, en realidad, debido a la interferencia de la “banda de los cuatro”, no fueron puestas en práctica en el verdadero sentido de la palabra. Después del aplastamiento de la banda, tuvimos que dedicar grandes esfuerzos a la solución de muchos problemas ocasionados por su interferencia. Sólo el año pasado pudimos empezar a trasladar realmente el centro de gravedad de nuestro trabajo a las cuatro modernizaciones. A juzgar por nuestra situación interna, ¿cuál es la más alta política de China? Son precisamente las cuatro modernizaciones. Al realizarlas, sin duda alguna enfrentaremos muchos problemas complicados que exigirán solución y, además, no dejaremos de tropezar con dificultades, entre ellas la hipertrofia estructural y el exceso de personal hoy existentes, la insuficiencia de personal calificado para el domi- nio de la ciencia y la tecnología modernas, la urgencia de una situación política de estabilidad y unidad, con la cual contamos en lo fundamental, pero en la que todavía existen muchos problemas y, finalmente, la necesidad de ir ganando experiencia en la cooperación internacional para poder asimilar al máximo los adelantos científicos y tecnológicos y los capitales extranjeros. A pesar de las dificultades y problemas de uno u otro tipo que enfrentamos, creo que es correcto el camino que estamos recorriendo. Estamos convencidos de que estos obstáculos, dificultades y defectos podrán ser resueltos y superados paso a paso. Es posible que en los próximos dos o tres años no se lleguen a conocer éxitos sobresalientes, pero, al cabo de unos años más, el panorama se dejará apreciar con mayor claridad. Por ahora, aunque la gente todavía abriga dudas al respecto, los dirigentes chinos y la inmensa mayoría del pueblo chino tenemos confianza y creemos que nuestra empresa saldrá con éxito.

Deng con Kim Il Sung
- Gibney: Estados Unidos cometió un grave error cuando, a la hora de juzgar el socialismo chino, lo
consideró exactamente igual al socialismo soviético. Sin embargo, ¿al principio reinó realmente o no en China una confusión ideológica consistente en imitar y aprender por completo de la Unión Soviética en su camino socialista en vez de tomar uno de tipo chino?

- Deng: El camino socialista de China no es totalmente igual al de la Unión Soviética, pues desde el mismo comienzo registró diferencias y, a partir de la fundación de la República Popular, China tuvo determinadas características propias. En el curso de la transformación socialista realizada respecto de los capitalistas, adoptamos la política de rescate en vez de la de expropiación. En consecuencia, la eliminación de la burguesía y las transformaciones socialistas en China se llevaron a cabo en forma bien expedita sin acarrear ningún perjuicio a la economía nacional en su conjunto. También fue distinto de lo ocurrido en la Unión Soviética el planteamiento del Presidente Mao Zedong según el cual en China se debía crear una situación política en la que hubiera tanto centralismo como democracia, tanto discipli- na como libertad, tanto unidad de voluntad como satisfacción moral indivi- dual y vivacidad. No obstante, en algunos aspectos del sistema económico, sobre todo en los relativos a la administración y organización de las empresas, recibimos bastante influencia de la Unión Soviética. Al respecto, nuestro socialismo debe seguir los métodos modernos de los países capitalistas en cuanto a la gestión, la administración y el desarrollo de la ciencia. Al realizar reformas en estos aspectos, todavía tendremos muchas dificultades.

- Gibney: He visto que se está movilizando la iniciativa del pueblo chino, lo cual es maravilloso, pero, ¿será posible que, en un tiempo futuro, con China persistiendo como país socialista, se desarrolle, sin embargo, algún tipo de economía de mercado dentro del marco de su sistema socialista y paralelamente con la continuación de su economía socialista?

- Deng: Esto sólo puede manifestarse en el aspecto de los capitales extranjeros. A juzgar por lo que pasa en nuestro país, no existe este problema. Lo que tenemos aquí sigue siendo la propiedad de todo el pueblo y la propiedad colectiva. Probablemente haya que incluir ciertas inversiones de chinos de ultramar, que tal vez asuman la forma de economía capitalista, pero la inmensa mayoría de ellos han venido con el deseo de proteger y desarrollar la patria socialista, y sus inversiones son distintas de las propiamente extranjeras. Hay quienes dudan de si China va a tomar el camino capitalista al efectuar de tal manera las cuatro modernizaciones. Con seguridad respon- demos que esto no es posible. En la actualidad, no existe ya la burguesía en nuestro país. Aunque quedan personas que en el pasado fueron capitalistas, ha cambiado su pertenencia de clase. Los capitales extranjeros, que provienen de la economía capitalista, ocupan una posición propia en China. Sin embargo, como representan una proporción limitada, no pueden cambiar el sistema social de China. El socialismo, caracterizado por el fomento del enriquecimiento colectivo, no crea clases explotadoras.

- T. K. Lin: ¿Considera usted o no que China cometió un error al anticiparse en demasía a limitar la economía de mercado no capitalista, que la restricción en este aspecto se hizo demasiado rápidamente y que por eso ahora es necesario ampliar su papel bajo la guía de la economía planificada socialista?

- Deng: De seguro es incorrecta la afirmación de que la economía de mercado sólo existe en la sociedad capitalista, que únicamente hay economía de mercado capitalista. ¿Por qué el socialismo no puede practicar la economía de mercado? No puede decirse que esta práctica sea capitalista. Lo que hacemos es tomar la economía planifcada como lo principal y combinarla, además, con la economía de mercado, la cual, sin embargo, debe ser socialista. Pese a que en los métodos ésta se asemeja en lo fundamental a la de la sociedad capitalista, hay diferencias, pues está conectada con la propiedad de todo el pueblo y, por supuesto, también con la propiedad colectiva, así como con el sector capitalista extranjero, pero en defnitiva, es socialista y pertenece a la sociedad socialista. No se puede afirmar que la economía de mercado sea exclusiva del capitalismo. Ella tuvo su embrión ya en la sociedad feudal. El socialismo también puede practicarla. De igual manera, el estudio de algunas cosas positivas de los países capitalistas, incluidos sus métodos de gestión y administración, tampoco equivale a la puesta en práctica del capitalismo. De lo que se trata es de que el socialismo hace uso de estos métodos para desarrollar las fuerzas productivas sociales. Al considerar esto nada más que como un método, no es posible que se afecte el socialismo en su conjunto, ni que se vuelva al capitalismo.

Fuente: http://book.theorychina.org/upload/3e6f8faf-53a7-4d2b-91d8-b7f8b0a47bab/

miércoles, 3 de octubre de 2018

Nuestro país sigue ubicado en la etapa primaria del socialismo


 El socialismo con peculiaridades chinas ha entrado en la nueva era, la nación acoge el gran salto de pasar de ponerse de pie a enriquecerse y hacerse poderosa. Bajo este fondo histórico animador y que urge a la gente a avanzar intrépidamente, el XIX Congreso Nacional del Partido reitera que nuestro país sigue ubicado en la etapa primaria del socialismo y lo estará durante largo tiempo, situación nacional básica que no ha cambiado. Esto demuestra a plenitud la conciencia despierta la mente, la calma y tranquilidad, la auto-confianza grandiosa de la previsión política, la determinación estratégica y la misión del Comité central del CPC, tiene gran significado político, significado teórico y significado práctico. 

Dominar firmemente esta situación nacional básica de etapa primaria del socialismo 
La etapa primaria del socialismo se refiere a una etapa determinada de nuestro país con atraso por las fuerzas de producción, la economía mercantil no es desarrollada, etapa imprescindible. Al construir bajo semejantes condiciones el socialismo, si el nivel de las fuerzas de producción no es suficientemente alto, no ha ascendido al nivel de la modernización, entonces sigue ubicado en la etapa primaria del socialismo. Por lo tanto, el informe ante el XIII Congreso Nacional del partido indicó: “Nuestro país de cumplir en lo básico la transformación socialista del sistema de propiedad privada de los materiales de producción en la década de los 50 hasta la materialización básica de la modernización socialista necesitará por lo menos un tiempo de cien años tiempo este perteneciente a la etapa primaria del socialismo.” Esto demuestra en la práctica dos características de la etapa primaria del socialismo: la materialización de la modernización todavía no ha cumplido; necesita un tiempo de cien años. 

Gracias al desarrollo con rapidez a patir de la reforma y apertura, sobre todo los históricos éxitos logrados desde el XVIII Congreso Nacional del Partido y los cambios históricos operados, el socialismo con peculiaridades chinas ha salvado un nuevo peldaño grande, haciendo realidad un salto de significado decisivo. Su característica sobresaliente radica en que la contradicción principal de la sociedad ha cambiado, pasando a ser una existente entre la demanda creciente del pueblo a una vida hermosa y el desarrollo desequilibrado e insatisfecho. La contradicción principal de la sociedad es reflejo objetivo del nivel de desarrollo de las fuerzas de producción y características de etapa de desarrollo social. La variación de la contradicción principal significa que el nivel de desarrollo de las fuerzas de producción ha materializado cierto salto, significa que la etapa de desarrollo ha dado un paso Adelante. Pero en los momentos actuales, el salto del nivel de las fuerzas de producción no ha materializado el nivel de la modernización. Durante este período se da características de etapa del desarrollo, las cuales siguen siendo características nuevas bajo el gran fondo de la etapa primaria del socialismo y no características posteriores de la etapa primaria del socialismo, por lo cual no puede cambiar el juicio sobre la etapa de desarrollo en la cual el socialismo de nuestro país se ubica. 

El informe ante el XIX Congreso Nacional del Partido indica que el nivel de las fuerzas de producción se ha elevado notablemente en su conjunto. Esto se expresa en una comparación vertical. Naturalmente, hoy día el nivel de las fuerzas de producción social se ha elevado notablemente, en muchos aspectos la capacidad de producción se ha incorporado alas primeras filas del mundo, lo cual es muy diferente de la situación no solo en comparación con hace 40 años, 30 años. Aun cuando se hace comparación con hace 20 años, diez años, e incluso con hace cinco años, ya deja de ser la misma cosa. Pero visto el proceso del desarrollo del mundo entero, comparando con otros países, o sea haciendo comparación horizontal. el nivel de desarrollo de las fuerzas de producción de nuestro país sigue ubicado en la categoría mediana, sigue perteneciendo al nivel de la etapa primaria del socialismo. 

Veamos más, el desarrollo es desequilibrado e insatisfecho, en lo fundamental, el nivel de las fuerzas de producción no es suficientemente alto. Semejante desequilibrio e insatisfacción no solo se manifiesta en las zonas atrasadas, las zonas rurales cuyo desarrollo no es equilibrado e insatisfecho, incluso en las zonas del Este, desarrolladas, incluidas ciertas grandes ciudades, sigue el fenómeno de desequilibrio e insatisfacción en el desarrollo. Por ejemplo, organismos médicos y sanitarios , organismos de educación a alta calidad, siguen siendo recursos escasos y raros. La construcción de redes de tubería subterránea en las ciudades de rango alto recién acaban de iniciar sus pasos, en algunas todavía no lo han dado. Existen aldeas urbanas, etc. 

La etapa primaria del socialismo se manifiesta, además en que la construcción de sistemas no es suficientemente madura, necesita mejorarse y desarrollarse sin cesar. Para formar una serie completa de sistemas más maduros y tipificados, poner en pleno juego las superioridades del sistema del socialismo con peculiaridades chinas no puede lograr ser completo de un mismo paso, requiere de un tiempo bastante largo. 

Al reiterar que nuestro país sigue ubicado en la etapa primaria del socialismo y lo estará durante largo tiempo, situación nacional básica que no ha cambiado, ello no contradice del juicio sobre la entrada del socialismo con peculiaridades chinas en la nueva era. Esta nueva era es nueva era de la etapa primaria del socialismo, es que el largo curso de la historia de la etapa primaria del socialismo ha presentado característica de etapa. Bajo el fondo de la etapa primaria del socialismo, el socialismo con peculiaridades chinas, con enormes éxitos, declara ante el mundo que el socialismo despide vigor y vitalidad prósperos y florecientes, haciendo que China se haya convertido en una bandera del desarrollo del socialismo científico en el siglo XXI. Pilar para rehabilitar el socialismo del mundo, destacando en mayor grado que el Partido Comunista de China, sólido y fuerte, dirige correctamente la lucha del pueblo chino por lograr enormes éxitos. 

Colocarse los pies firmemente en la etapa primaria del socialismo, la mayor realidad esta 
El camarada Xi jinping señala que no solo tenemos que poner los pies en la etapa primaria siempre en la construcción económica, sino tener en la mente firmemente en la etapa primaria en el curso de la construcción política, en la construcción cultural, en la construcción social y en la construcción de la civilización ecológica, también. Tenemos que poner los pies en la etapa primaria cuando el volumen total de la economía es pequeño. Cuando el volumen total de la economía se haya elevado, seguiremos recordando la etapa primaria. No solo debemos poner los pies en la etapa primaria al planear el desarrollo a largo alcance, sino también debemos recordar firmemente la etapa primaria en los trabajos diarios. La razón por la cual enfatizamos el posicionamiento de desarrollo de la etapa primaria del socialismo se debe a que la definición de la línea, los principios y las políticas correctos proviene del juicio correcto sobre la etapa de desarrollo. Si nos divorciamos de esta la mayor realidad, la etapa primaria del socialismo, sufriríamos de penalidades en la práctica. 

La etapa primaria del socialismo, la mayor realidad, nos advierte que para persistir y desarrollar el socialismo con peculiaridades chinas en la nueva era, definir políticas, es preciso contar con fuerza fija estratégica y conciencia despierta estratégica suficientes. Hay que evitar toda tendencia de precipitarse para procurar urgentemente éxitos sobrepasando etapas. No solo se necesita esto, hay que, además, aumentar la conciencia sobre las preocupaciones e intranquilidades, pensar en los peligros en momentos de vivir la paz, preocuparse por la decadencia en momentos de prosperidad, preferimos calcular en mayor plenitud en lo referente a lo prolongada y complicada que es la etapa primaria del socialismo. 

La economía de nuestro país ya ha virado de la etapa de incremento a alto ritmo a otra etapa, la de desarrollo a alta calidad. Se encuentra en período clave de cambiar la forma de desarrollo, optimizar la estructura económica y mutar las fuerzas motrices del incremento. Esto explica que el nivel de las fuerzas de producción de la sociedad no se adapta todavía a la demanda del desarrollo ulterior, no se adapta a la esperanza de las masas populares. Hay que comprender de modo dialéctico la etapa de desarrollo a alta calidad, acelerar los pasos de cambio de modalidad de operación y actualización. No hay que evitar la afirmación, las maravillas del desarrollo económico pasado se logró en circunstancias del nivel de producción bastante bajo y dependiendo del pago de enormes precios. La productividad laboral de nuestro país es inferior a la de muchos países del mundo. China se ubica firmemente en el segundo lugar en cuanto al volumen total económico. Pero pasar de ser grande a ser poderoso significa largo camino por recorrer y tarea dura. En la economía de gran escala existe el “Talón de Aquiles”, lo cual se manifiesta principalmente en que la calidad del desarrollo actual no es alta, la capacidad de innovación no es suficientemente fuerte, el nivel de la economía real espera por elevarse. Esto requiere de nosotros continuando el alcance con coraje. 

Tan solo poniendo los pies firmemente en la etapa primaria del socialismo, la mayor realidad, podremos persistir sólidamente en la línea básica del Partido, que constituye línea vital del Partido y el Estado, línea de la felicidad del pueblo. 

Persistir en considerar la construcción económica como centro y lo esencial para la revitalizar el país. Ya hemos entrado de la etapa “anterior de desarrollarse” en la etapa “posterior de desarrollar”. Pero esto no significa no necesitar más el desarrollo, sino que tenemos que continuar tomando el desarrollo como la primera tarea esencial. Lo que pasa es que se trata de un nivel más alto, de calidad más elevada y desarrollo de mayor efecto, desarrollo más equilibrado y satisfecho. El desarrollo integral por el que abogamos sigue siendo desarrollo con prioridades. La construcción económica sigue siendo locomotora del desarrollo. Al mismo tiempo, se exige materializar, en mayor sentido, el desarrollo coordinado de la construcción política, construcción cultural, construcción social, construcción de la civilización ecológica. 

Persistir en considerar los cuatro principios fundamentales como la quintaesencia del país en su desarrollo. Hay que manifestar en los diversos aspectos de la modernización socialista la fe en el camino del socialismo con peculiaridades chinas, la fe en la teoría del socialismo con peculiaridades chinas, la fe en el sistema del socialismo con peculiaridades chinas, la fe en la cultura del socialismo con peculiaridades chinas. No se puede mostrar ni un ápice de ambiguo en la posición política, en el rumbo político, en los principios político y en el camino político. Hay que mostrar clara bandera en la conciencia sobre la política, conciencia sobre la situación general, conciencia sobre el núcleo y la conciencia sobre el alineamiento. Sobre todo, hay que persistir en la dirección del Partido sobre todos los trabajos, poner en pleno juego las características esenciales del socialismo con peculiaridades chinas y la mayor superioridad del sistema del socialismo con peculiaridades chinas. 

Persistir en tomar la reforma y apertura como camino para hacer poderoso el país. Persistir en dar paso para emancipar la mente, emancipar más y desarrollar las fuerzas de producción social, emancipar y aumentar el vigor de la sociedad, reiniciar la expedición en el nuevo punto de partida, profundizar integralmente la reforma, realizar ataques contra los males obstinados, decir no a las barreras de intereses, con fines de que las masas populares tengan más sensación de la felicidad. Impulsar la apertura omnidireccional al exterior, participar activamente en la gobernanza global y la oferta de productos públicos en la esfera internacional, elevar el poder de opinar de carácter sistémico de nuestro país en la gobernanza económica del globo entero. 

Escribir enérgicamente nuevos capítulos del socialismo con peculiaridades chinas de nueva era 
El camarada Xi Jinping señala que es necesario tanto ver que no ha cambiado la situación nacional básica de la etapa primaria del socialismo, es necesario ver también las nuevas características del desarrollo socioeconómico de nuestro país en cada etapa. Tenemos que dominar con exactitud los nuevos cambios y nuevas características de las distintas etapas de desarrollo distinto, variar con el tiempo, marchar a la par de los tiempos, impulsar Adelante el socialismo con peculiaridades chinas de nueva era, con nuevo pensamiento, nuevas actuaciones, nuevo estado spiritual. Al enfatizar no poder  hacer cosas que sobrepasen etapa de desarrollo no quiere decir estar en una rutina e inacción, sino exige hacer en lo possible las cosas que se pueda hacer, aprovechar oportunidades de los tiempos, actuar de acuerdo con la capacidad y actuar en lo posible de las fuerzas. Cualquier idea y práctica que se quede atrás de la realidad y ignore los hechos objetivos cambiantes a fondo, y no se haga frente a ella, debe ser corregida resueltamente. 

Armar más conscientemente la mente con el pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de nueva era, guiar la práctica, impulsar los trabajos. Materializar los objetivos de lucha fijados para los “dos centenarios” bajo el fondo básico de la etapa primaria del socialismo y el sueño chino de la gran revitalización de la nación china, es, una gran práctica nunca antes habida. China, siendo país en vías de desarrollo, bajo el fondo en el cual los países occidentales tropiezan con múltiples dificultades, pero por fuerza en conjunto siguen ubicados en la superioridad, participa activamente en la gobernanza global y valiéndose del concepto del valor de la comunidad de destino humano plasma relaciones internacionales de nuevo tipo más justas y equitativas en busca de la cooperación y el ganar-ganar, igualmente se trata de gran práctica nunca antes habida; Con la práctica de China, hace nuevas y mayores contribuciones al progreso de la civilización humana y proporciona programa de China a la exploración sobre sistemas sociales mejores para la humanidad, en mayor sentido es “donde está la vía y la justicia” del Partido Comunista de China y la sociedad de China. Una gran práctica. La gran práctica necesita usar gran teoría para orientarla, usar pensamiento para conducir y liderarla. Lo cual constituye el pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con peculiaridades chinas de nueva era. 

Hay que ser más firme para realizar la innovación, pionera e innovadora, nueva para afrontar nuevos retos, para asumir nueva misión. Hemos de persistir sin vacilación en la línea básica del Partido. Pero para persistir de verdad en la línea fundamental del Partido en la nueva era, debemos persistir mejor en esta línea y tenemos que tener nuevas acciones. Tenemos que aplicar el nuevo concepto del desarrollo, acelerar el cambio de la forma de desarrollo económico, optimizar la estructura económica, elevar la calidad y los efectos del desarrollo, desbrozar un nuevo camino para el desarrollo. Hay que impulsar de verdad la reforma, reformando no solo aquellos regímenes y mecanismos, conceptos y modos de actuar que no se adapta a los tiempos, sino que realizar nuevas reformas sobre aquellos aspectos que en el curso de la reforma no han actuado correctos y no han actuado bien, hacer nuevas reformas sobre aquellas modalidades de actuar que en el curso de la reforma eran útiles pero ahora dejan de acomodarse a los tiempos. En esa área, no solo tenemos que “cambiar” con coraje, sino que cambiarlos de modo omnidireccional. 

Debemos dar pasos agigantados adelante siguiendo el camino del socialismo con peculiaridades chinas. Impulsar la etapa primaria hasta la etapa superior para desarrollarse hasta la etapa comunista, hasta más alta etapa para desarrollarse hasta llegar a la etapa del comunismo, etapa más alta, constituye firme fe  y misión histórica de los comunistas chinos. La disposición estratégica hecha por el XIX Congreso Nacional del Partido en “dos pasos” significa una decisión clave para marchar adelante sobre la base de la materialización de la modernización. Al formular que para mediados del presente siglo consumar integralmente la construcción de China para hacer de ella país modernizado socialista, declara la búsqueda y gran ambición de los comunistas chinos.

6-6-2018

Enlace:  http://sp.theorychina.org/xsqy_2477/201806/t20180606_365497.shtml

Embajador chino asegura que terminarán con la pobreza en 2020

Qiu Xiaoqi, embajador de China en México aseguró que su país terminará con la pobreza dentro de los próximos tres años.


En menos de tres años, la pobreza quedará erradicada de China, aseguró el embajador de la República Popular de China en México, Qiu Xiaoqi.

"Para el año 2020 culminaremos la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada, cuando el ingreso per cápita se incrementará a 10 mil dólares y se habrá eliminado completamente la pobreza”, enfatizó el diplomático.

Dijo que con escasos 69 años de fundada la República Popular de China (RPCH) y más de mil 300 millones de habitantes, “hemos creado el milagro de China, mundialmente espectacular”.

Este año, agregó, se celebran también 40 años de la apertura de China, en los cuales se empezó desde dentro el camino del socialismo con peculiaridades locales, lo que ha permitido un crecimiento de 68 veces el PIB del gigante asiático.

En 40 años, el PIB de China se incrementó al pasar de 175 mil millones de dólares a 12 billones de dólares, lo que ha permitido al país convertirse en la segunda mayor economía del mundo.

En el marco de la celebración de los 69 años de la fundación de la RPCH y de los 40 años de su apertura, Qiu Xiaoqi destacó que el desarrollo y crecimiento que ha tenido su país le ha permitido elevar su presencia en la economía mundial de 1.8 por ciento a 15 por ciento.

"Sacamos a cerca de 800 millones de personas de la pobreza, que representan el 72 por ciento de la población mundial que lo ha logrado. El Banco Mundial calificó a esta hazaña como una de las historias más grandes de la historia de la humanidad”, destacó.

Apuntó que China ha contribuido con más de 30 por ciento del crecimiento mundial, siendo así uno de los motores y estabilizadores más importantes de la economía global.

"Continuaremos con la profundización de la reforma y la ampliación de la apertura y para el año 2035 materializaremos fundamentalmente la modernización socialista y China se perfilará como uno de los países moderadamente desarrollados”, enfatizó.

A mediados de este siglo, “China será un vigoroso país socialista, moderno y próspero, haciendo realidad el sueño chino de la revitalización de la nación”, destacó el ambajador chino.

26-10-2018

Enlace: https://www.excelsior.com.mx/global/embajador-chino-asegura-que-terminaran-con-la-pobreza-en-2020/1267796


China: un país que se abre al mundo


Granma les acerca a varios de los logros y retos de China de cara al aniversario 69 de la proclamación de su República Popular

BEIJING.– En la mítica Plaza de Tiananmen, miles de personas presenciarán este lunes la ceremonia de izado de la bandera nacional, que se desarrolla diariamente, y recordarán cuando 69 años atrás, desde una de las entradas de la Ciudad Prohibida, Mao Zedong presidió el primer desfile del victorioso Ejército Popular y del pueblo chino.

Días antes, en un discurso ante la I Sesión Plenaria de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino, Mao había sentenciado «¡Que tiemblen ante nosotros los reaccionarios internos y externos! ¡Que digan que no valemos para esto, que no valemos para aquello! Mediante tenaces esfuerzos y con pasos seguros, el pueblo chino llegará a su meta».

Hoy, en el gigante asiático es día de fiesta, y aunque aún no se llega a la meta, se trabaja intensamente desde cada rincón por lograr un mayor desarrollo acompañado por el bienestar social.

Granma les acerca a varios de los logros y retos de China de cara al aniversario 69 de la proclamación de su República Popular.

NUEVA ERA DEL  SOCIALISMO CON CARACTERÍSTICAS CHINAS

Hace casi un año, durante el XIX Congreso del Partido Comunista de China (PCCH), su secretario general y presidente de la nación, Xi Jinping, afirmó: «uniremos al pueblo chino de todos los grupos étnicos y lo dirigiremos hacia una victoria decisiva en la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada y en la campaña para asegurar el éxito del socialismo con peculiaridades chinas para una nueva época».

La idea es mantener el sistema de valores socialistas, en aras de lograr su modernización para las próximas décadas, bajo la guía del marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao y de Deng Xiaoping, quien acuñó el término de socialismo con características chinas y fue el impulsor del proceso de reforma y apertura.

En esa misma intervención ante el plenario del Congreso, el actual mandatario destacó la posición internacional de su país «que ha crecido como nunca antes», así como el poder blando del gigante asiático y la influencia de su cultura; ello influirá a la hora de acercarse al centro del mundo y hacer aportes a la humanidad, según Xi.

Al referirse a la defensa nacional, el secretario general de PCCH adelantó que se modernizarían el Ejército y sus fuerzas armadas, conservando algunas tradiciones de combate.

ELIMINACIÓN DE LA POBREZA

El hito de la reducción de la pobreza en China ya ha pasado a la historia, pues la nación asiática logró lo que ningún otro país en apenas cuatro décadas: sacar de la miseria a más de 800 millones de habitantes.

En la actualidad, el 2 % de la población china es la que vive bajo el umbral de la pobreza, lo que se traduce en 30 millones de habitantes; la meta es eliminar ese flagelo para el año 2020, por lo que se han otorgado millones de yuanes en ayuda y también en préstamos. El Gobierno presta especial atención a las zonas rurales, donde se concentran la mayor cantidad de personas desfavorecidas.

En ese sentido, Xi realiza inspecciones en diversas partes del país, y ha llamado a los cuadros del Partido a «frecuentar las regiones empobrecidas, visitar a las familias indigentes y conversar con los habitantes en condiciones adversas».

El mandatario chino explicó que las medidas para el alivio de la pobreza deben estar adecuadas a los diferentes grupos sociales y regiones. «Podemos abordar los problemas a manera de “riego por goteo” y terapia dirigida, en lugar de introducir políticas generales indiscriminadamente», dijo.

También se trabaja intensamente en la construcción de carreteras, acceso a agua potable, así como en la mejoría de servicios sociales como atención médica y educación.

ESTRECHANDO RELACIONES

«China se ha convertido en un pilar del multilateralismo, que es construir de forma conjunta un destino común para la humanidad», afirmó el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres.

Hoy, el gigante asiático forma parte de importantes organizaciones y alianzas internacionales, como la propia ONU, el G20, los Brics, o la Organización Mundial del Comercio (OMC), por solo mencionar algunas; y acoge con regularidad eventos destinados a ampliar y reforzar cooperaciones bilaterales.

Uno de los más recientes fue el Foro para la Cooperación entre China y África, donde se comprometió a ofrecer 60 000 millones de dólares para la cooperación bilateral con la región, y así ayudar al fomento industrial, la mejoría de la conectividad de infraestructuras,  la paz y la sanidad.

Por otra parte, el gigante asiático mantiene relaciones diplomáticas con más de 170 países, los cuales aprueban la Resolución 2758 de la Asamblea General de la ONU, que reconoce la existencia de una sola China (siendo Taiwán parte inalienable). El último en establecerlas fue El Salvador, hecho que continúa demostrando el acercamiento cada vez mayor entre China y América Latina y el Caribe (ALC) en los últimos años.

Aunque aún hay países de la región que no tienen lazos diplomáticos con China, existe un interés marcado de establecerlos, afirmó recientemente Zhao Bentang, director de América Latina y el Caribe de la Cancillería del gigante asiático. «Se mantienen contactos económicos y culturales, pero no políticos, los pasos se darán progresivamente», dijo el diplomático.

En cuanto a intercambios económicos, China se sitúa como uno de los principales socios comerciales de los países latinoamericanos y caribeños, y es la segunda zona que más inversión extranjera directa recibe por parte de la nación asiática.

Además, la inclusión de ALC en la iniciativa de la Franja y la Ruta de la Seda a inicios de este año (diez países hasta el momento han firmado el memorando), será crucial en el avance de la economía, la creación de empleos, construcción de infraestructuras y acercamiento de las culturas.

Por otro lado, la provincia de Shanghai se prepara para acoger la primera Exposición Internacional de Importación, en la cual participarán alrededor de 130 países y regiones, así como 2 800 empresas.

Se trata de un evento que expresa la disposición de China de apoyar la globalización económica y abrir su mercado al mundo.

MÁS ALLÁ DE CIFRAS, REALIDADES:

- China es hoy la segunda potencia económica a nivel mundial, por el volumen de su PIB: 11 billones de dólares, por detrás de Estados Unidos.

- Las directrices del Gobierno chino son: eliminación de la pobreza, frenar riesgos financieros y combatir la contaminación ambiental.

- Apuesta por el multilateralismo, el libre comercio y la cooperación Sur-Sur.

- El comercio representa 37 % del PIB de China (2016) y sus principales socios comerciales son los países del sudeste asiático, Estados Unidos y la Unión Europea.

- Es el tercer mayor inversor a nivel global y el mayor en energías renovables.

- El sector de servicios es el que más contribuye a su economía y es el mayor comerciante de bienes del mundo.

- En el 2018 se arriba al aniversario 40 de la Reforma y Apertura, proceso que cambió la vida del país, impulsó su economía y desarrollo social.

- Más de 97 millones de turistas chinos viajaron alrededor del mundo en el año 2017.

- Se espera que para el 2025 China cuente con hasta 200 ciudades con una población de alrededor de un millón de personas en cada una.

30-9-2018

Enlace:  http://www.granma.cu/mundo/2018-09-30/china-un-pais-que-se-abre-al-mundo-30-09-2018-21-09-46

69 aniversario del nacimiento de la nueva China

Por Miguel de Tarso

El pasado lunes 1 de octubre, se celebró el 69 aniversario de la fundación de la actual República Popular China. Tras décadas de guerra ininterrumpida y casi dos siglos de semicolonialismo y semifeudalismo, China se levantó "para nunca más arrodillarse, el 'enfermo de oriente' como era conocido en Occidente había despertado.

Durante los primeros 30 años de su historia, un arduo trabajo por la construcción del socialismo y furibundas guerras intestinas tuvo lugar en el seno de la República y del Partido Comunista, aunque se alcanzaron logros valiosos y se realizaron hermosas proezas en pro del pueblo chino también hubo graves reveses, tropiezos y lamentables errores. El Gran Salto Adelante rectificado por Mao tras dos años de retroceso y drama, y la Revolución Cultural, una catástrofe de dimensiones gigantescas por obra y gracia de los cuasi-anarquistas de Lin Piao y la banda de los cuatro, fueron las mayores desgracias de la corta historia de la República.

A pesar de todo, el presidente Mao (teniendo en cuenta determinados planteamientos teóricos erróneos suyos y su intermitente simpatía-divorcio con la Revolución Cultural) y los cuadros lúcidos del PCCh persistieron en su lucha y sentaron las bases de lo que vendría: En 1978, tras el derrocamiento de la banda de los cuatro, el histórico cuadro comunista Deng Xiaoping daría un viraje radical de la República hacia lo que él llamó 'Reforma y Apertura', un planteamiento teórico-práctico que desechaba finalmente los recurrentes errores ultraizquierdistas del PCCh y orientaba al país hacia su deber histórico, el desarrollo a marchas forzadas de las fuerzas productivas.

Gracias a aquella nueva dirección, China ha ido recorriendo un camino glorioso de desarrollo en todos los aspectos hasta ser lo que es hoy en día, un país moderno, vanguardia tecnólogica y una potencia económica mundial enarbolando la bandera del socialismo.

Aún China tiene un largo camino que recorrer y grandes desafíos que enfrentar: La pobreza, la contaminación, la corrupción, la competición con comercial con occidente, etc... pero por sus antecedentes podemos tener un pronóstico muy satisfactorio y auguramos un futuro en el que China eclipse a todo el "democrático" Occidente, demostrando para sí y ante el mundo la superioridad del socialismo sobre el capitalismo, y enorgulleciendo a todas las naciones colonizadas y a todos los revolucionarios del mundo.

  • PRENSA LATINA:
Felicita Kim Jong-un a Xi Jinping por aniversario 69 de la República Popular China
 
Pyongyang, 1 oct (RHC) El presidente del Partido del Trabajo de Corea (PTC), Kim Jong-un, envió hoy un mensaje de felicitación al máximo dirigente chino, Xi Jinping, con motivo del aniversario 69 de la fundación de la República Popular China (RPCh).

En el texto el líder norcoreano manifiesta apreciar mucho las relaciones y el afecto obtenidos en tres encuentros con Xi, publicó la Agencia Central de Noticias de Corea (ACNC), resalta Prensa Latina.

Asevera que la creación de la vecina nación fue un evento trascendental que trajo un cambio radical en la forja del destino del pueblo chino y del desarrollo de la historia de China.

La misiva reconoce que durante los 69 años pasados después del nacimiento de la nueva China, se lograron allí cambios relumbrantes en todas las esferas de la política, la economía, la cultura y las ciencias y técnicas.

Kim Jong-un, en nombre del PTC y del pueblo norcoreano, aseguró al Secretario General del Comité Central del Partido Comunista de China (PCCH) y Presidente de la (RPCh), que continuará esforzándose por desarrollar aun más la amistad Corea-China, que es el noble patrimonio legado por los líderes de generaciones anteriores de los dos países y conforme a la demanda del nuevo tiempo, según la nota oficial.

El presidente del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) escribió también a Xi Jinping que 'hoy en día, el inteligente y diligente pueblo chino logra éxitos asombrosos en la lucha por alcanzar la meta de dos centurias y realizar el sueño de China llamado gran prosperidad de la nación china'.

Kim Jong-un reiteró que fortalecer y desarrollar en nueva altura las tradicionales relaciones de amistad Corea-China 'son la posición invariable de nuestro Partido y gobierno'.

Deseó de todo corazón que el hermano pueblo chino logre mayores éxitos en la construcción del socialismo con peculiaridades chinas de la nueva época bajo la dirección del PCCh como eje, y formuló votos sinceros por la prosperidad de la nación contigua y la felicidad del pueblo chino, según ACNC.

El 1 de octubre de 1949, el líder del PCCh, Mao Tse Tung, proclamó la República Popular China desde la puerta de Tiananmen, en la entrada sur del otrora Palacio Imperial en Beijing.

1-10-2018




Enlace: http://www.radiohc.cu/noticias/internacionales/172786-felicita-kim-jong-un-a-xi-jinping-por-aniversario-69-de-la-republica-popular-china


  • ÚLTIMAS NOTICIAS:
 Presidente Maduro felicitó a la República Popular China por 69 aniversario de su fundación

El 1 de octubre de 1949, el líder del Partido Comunista de China, Mao Tse Tung, proclamó la República Popular China desde la puerta de Tian'anmen, en Beijing

ÚN.- El presidente de la República, Nicolás Maduro, felicitó al pueblo y al gobierno de la República Popular China por conmemorarse este 1º de octubre el 69º aniversario de su fundación.

“Felicitamos a nuestro hermano presidente Xi Jinping y a todo el pueblo chino, al conmemorarse el 69° Aniversario de la Proclamación de la República Popular China. Reiteramos nuestro compromiso de trabajar juntos bajo el principio de La Humanidad como Destino Común. ¡Venceremos!”, escribió el Jefe de Estado en la red social Twitter.

El 1 de octubre de 1949, el líder del Partido Comunista de China, Mao Tse Tung, proclamó la República Popular China desde la puerta de Tian’anmen, en la entrada sur del otrora Palacio Imperial en Beijing, reseñó AVN.

1-10-2018

Enlace:  http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/internacionales/presidente-maduro-felicito-a-la-republica-popular-china-por-69-aniversario-de-su-fundacion/