miércoles, 20 de febrero de 2019

Pobreza cero, la meta de China para el 2020

La aldea Lijiawan es parte del plan del Gobierno del gigante asiático, bajo el liderazgo del presidente Xi Jinping, para eliminar la pobreza


Por Gabriela Ávila Gómez

 
HUBEI, China.–Una tranquilidad y paz fuera de lo común respecto a las ajetreadas calles de cualquier ciudad en China es la que se siente al llegar a Lijiawan, una aldea en la provincia de Hubei que logró salir de la pobreza hace varios años.

La sencillez de sus construcciones contrasta con los rascacielos de las grandes ciudades del país, está conformada por pequeñas y acogedoras casas, tiene una plaza cultural donde cada noche se reúnen sus habitantes a bailar, un área para cultivar la tierra y una estación fotovoltaica.

Es tan pequeña que se puede recorrer en menos de una hora y sus pobladores saben cuándo hasta sus tierras llega un extraño, pues no es difícil llegar a conocer a las 844 personas que allí habitan.

En la caminata llama la atención una casa, que por sus características no se corresponde con las demás, se ve más antigua y sin pintar, los ladrillos y puertas de madera están desgastados, y no parece que allí viva alguien.

Consciente de los comentarios de un grupo de periodistas latinoamericanos a su alrededor, Wang Lisan, subjefe del gobierno del distrito de Huangzhou –a donde pertenece dicha aldea–, aclara: «conservamos la casa para que los jóvenes sepan cómo se vivía aquí hasta hace poco tiempo».

La aldea Lijiawan es apenas un ejemplo del plan que lleva a cabo el Gobierno del gigante asiático, bajo el liderazgo del presidente Xi Jinping, para eliminar la pobreza absoluta para finales del 2020, una de las tres principales metas del país para los próximos años, a las que se suman el control de la contaminación y la prevención de riesgos.

En cuanto a Lijiawan y según Zhen Xingping, secretario de la comisión de la aldea, se requirió de un esfuerzo de los propios habitantes para salir de pobreza, acompañado de la ayuda presupuestaria del Estado chino. Se construyeron carreteras, se organizó una cooperativa especial para plantas y semillas, y se instaló una estación fotovoltaica que cada año provee 130 000 yuanes de ingreso a Lijiawan.

Zhen apuntó que aunque las familias que salieron de la pobreza hoy cuentan con la capacidad de autosustentarse, contarán con el apoyo del Estado hasta el año 2020. Actualmente, allí existe un presupuesto destinado al servicio sanitario y la asistencia médica, y con respecto a la educación existe la política de nueve años de asistencia obligatoria y gratuita a las escuelas. Además, se brinda especial atención a los ancianos.

Aunque se trata de una aldea pequeña, este es solo un ejemplo de cómo el Gobierno chino trabaja desde cada comunidad para aliviar la ­pobreza, o en este caso, de no dar un paso de regresión.

ELIMINANDO FANTASMAS

La meta del gigante asiático fue planteada públicamente en el 2015, cuando el presidente Xi Jinping, en un discurso en una sesión plenaria del Comité Central del Partido Comunista de China, afirmó que para el 2020 su país podría cumplir la meta de sacar de la pobreza a 70 millones de personas (alrededor de diez millones anualmente). Esto ocurrió prácticamente al mismo tiempo que el establecimiento de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, cuyo objetivo número uno es erradicar la pobreza en todas sus formas.

En las últimas cuatro décadas, tras la reforma y apertura, China ha logrado lo que ningún otro país en tan corto periodo de tiempo: sacar de la miseria a más de 800 millones de habitantes. Actualmente, en el gigante asiático alrededor de 30 millones de personas, un 2 % de su población total, se encuentra bajo el umbral de la pobreza.
La casa se conserva para que los jóvenes sepan cómo era la aldea hasta hace poco tiempo. Foto: Gabriela Avila

Para acabar con el flagelo se han destinado más de 196 000 millones de yuanes en ayuda a los pobres en los últimos cuatro años, con un aumento anual medio del 19,22 %, de acuerdo con cifras de Telesur. La multiestatal también apunta que se han otorgado alrededor de 283 300 millones de yuanes en préstamos, que han ­ayudado a ocho millones de familias a salir de la miseria.

Por su parte, Liu Yutong, consejero de la Dirección de Información de la Cancillería china, explicó que el principal interés de la nación asiática es desarrollarse a sí misma; sin embargo –dice– el desarrollo es desequilibrado, existe mucha diferencia entre las zonas urbanas y las rurales, donde hay una mayor concentración de la pobreza. Es por ello que muchos analistas utilizan la frase «China debe crecer menos, pero crecer mejor».

Consciente de esta realidad, el presidente Xi realiza de manera periódica inspecciones a diversos lugares del país. «Eliminar la pobreza en las áreas rurales es la tarea más difícil para la ambición china de construir una sociedad modestamente acomodada», según sus propias palabras.

El Plan Quinquenal (2016-2020) de la nación asiática recoge una serie de políticas específicas en el acápite de eliminar la pobreza en las zonas rurales, como la construcción de carreteras y el acceso a agua potable, electricidad e internet.

Quedan incluidas además la mejoría de la educación, la atención médica y los servicios públicos para ayudar a pobladores de bajos ingresos; así como el establecimiento de servicios sociales para mujeres, niños y ancianos.

En febrero Xi apuntó: «en el pasado teníamos algunos fantasmas: los fantasmas de la ignorancia, el atraso y la pobreza (…) Si podemos resolver estos problemas, los fantasmas desaparecerán. Si hay cultura, conocimiento e higiene, nuestras prósperas vidas pueden superar esas dificultades y así ¿cómo podría haber fantasmas?».

EN CONTEXTO

- China es la segunda economía global por el volumen de su PIB: (11 billones de dólares, el 14,8 % del PIB mundial), por detrás de Estados Unidos.

- El comercio representa 37 % del PIB de China (2016).

- Principales socios comerciales: países del sudeste asiático, Estados Unidos y la Unión Europea.

- China es el tercer mayor inversor a nivel global.

- Es el mayor inversor en energías renovables. China es el mayor generador mundial de energía solar.

- El sector de servicios es el que más contribuye a su economía.

- Es el mayor comerciante de bienes del mundo.

- Más de 97 millones de turistas chinos viajaron alrededor del mundo en el año 2017.

- Se espera que para el 2025 China cuente con hasta 200 ciudades con una población de alrededor de un millón de personas en cada una.

31/7/2018

Fuente: Granma

martes, 19 de febrero de 2019

China saca de la pobreza a 13,86 millones de personas del rural en 2018

BEIJING, 15 feb (Xinhua) -- China sacó de la pobreza a 13,86 millones de habitantes de áreas rurales el año pasado, informó hoy viernes el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).

El país registró un descenso del número de pobres de 100 millones a finales de 2012 a 16,6 millones al término de 2018, precisó el BNE.

Los ingresos anuales netos de los residentes de áreas rurales empobrecidas se incrementaron hasta 10.371 yuanes (unos 1.530 dólares) en 2018, lo que supuso un incremento interanual ajustado a la inflación del 8,3 por ciento.

En China se considera que viven por debajo del umbral de la pobreza quienes ingresan menos de 2.300 yuanes al año.

Las cifras oficiales muestran que los logros de China contra la pobreza han supuesto más del 70 por ciento de la acción mundial contra la misma en los últimos 40 años.

China quiere erradicar la pobreza para 2020, el año fijado como tope para culminar la construcción de una sociedad moderadamente próspera en todos los aspectos.

El país seguirá trabajando denodadamente para reducir la pobreza y sacar de esa situación a al menos 10 millones de personas este año, y así sentar unas sólidas bases para que ganar la batalla contra la pobreza, según se decidió en una reunión ejecutiva del Consejo de Estado celebrada el lunes.

La comunidad china en España plantea demandas contra BBVA por el cierre de cuentas

* BBVA bloquea las cuentas de los chinos residentes en España, y según otros ciudadanos chinos con los que tenemos contacto, más entidades bancarias españoles han perpetrado el mismo bloqueo a las cuentas de residentes chinos... Ante qué estamos ¿Racismo? ¿O una maniobra orquestada para desestabilizar a China? Desde luego, no sería la primera ocasión en la que recurren a este tipo de agresiones contra China... Sea cual sea la razón, es igualmente de execrable semejante violación a los derechos de la comunidad china residente en España.


Nuevo frente para BBVA. La comunidad china en España estudia demandar al banco tras el bloqueo masivo de cuentas que se ha producido en los últimos seis meses.

Un reconocido despacho de la capital, que cuenta con una alianza con uno de los mayores bufetes chinos, sopesa emprender acciones legales.

"Lo ocurrido es tremendo", dicen fuentes del despacho con las que contactó el miércoles este diario. "Es una muestra de la falta de herramientas que hay en España para tratar con clientes no nacionales", consideran. "Depende de como se justifique la toma de decisión por parte del banco, pero podría tratarse de una vulneración del derecho fundamental a la no discriminación por razón de origen,  raza o religión", explica. "Estamos estudiando las medidas legales que se pueden tomar", asegura. 

Alfredo Li, portavoz de una plataforma de 4.000 afectados chinos, sostiene en declaraciones a Vozpópuli que BBVA no ha avisado correctamente a sus clientes chinos sobre la actualización de los datos, y afirma que la entidad no ha obrado bajo los requisitos que le exige el Banco de España. Al igual que otros ciudadanos chinos afectados, estudia presentar demandas.

BBVA recalca que la entidad ha actuado de forma correcta y que ha avisado a todos sus clientes con el tiempo suficiente para la actualización de sus datos. Además, insiste en que el cierre masivo de cuentas no sólo ha afectado a la comunidad china. "Los clientes reciben un trato similar y, por tanto, si no han actualizado su información en el plazo en el que se les requiere, se debe bloquear la cuenta hasta que regularicen su situación", subraya el banco.
Manifestación histórica

David Ding, director de la cadena de radio China FM, indica que la Embajada China en Madrid tiene previsto contactar con el Ministerio de Exteriores para plantear una queja. "Ya hay ciudadanos chinos que han acudido a la vía judicial", afirma, y recuerda que el viernes se ha organizado una manifestación ante las puertas de la sede de la Fundación BBVA, en el Paseo de Recoletos de Madrid.

El bloqueo de las cuentas ha afectado a ciudadanos chinos de todo tipo de condición y edad. Una empleada de una de las mayores consultoras internacionales, que trabaja en un rascacielos situado en Madrid, cuenta que su nómina ha sido retenida por la medida de BBVA. "No podía esperar que esto me pasara como clienta del banco, no he podido cobrar mi mes de trabajo", lamenta.

14/2/2019

Fuente: Vozpopuli

jueves, 14 de febrero de 2019

Xi resume logros de cuatro décadas de reforma y apertura de China

El presidente chino, Xi Jinping, resumió hoy martes los grandes logros de la reforma y apertura del país, en una reunión convocada para celebrar el 40º aniversario de esta trascendental iniciativa.

-- China ha demostrado con hechos indiscutibles la vitalidad del socialismo científico.

-- China ha hecho progresos decisivos en el camino de hacerse rico y poderoso.

-- China ha desarrollado su democracia socialista.

-- China ha aumentado significativamente su poder blando en el área de la cultura y la influencia internacional de la cultura china.

-- China ha dicho adiós a los problemas que atormentaron a su pueblo durante miles de años, como el hambre, la escasez y la pobreza.

-- China ha reforzado considerablemente la gobernanza ecológica y ambiental.

-- El ejército popular se ha convertido en una fuerza invencible que salvaguarda el bienestar del pueblo y defiende la patria y la paz mundial.

-- Siempre hemos estado comprometidos con la promoción de la gran causa de la reunificación pacífica de la patria. La identidad nacional y la identidad cultural de los chinos, tanto dentro como fuera del país, se han fortalecido considerablemente.

-- China se está acercando al centro del escenario mundial como un promotor ampliamente reconocido de la paz mundial, contribuyente al desarrollo global y defensor del orden internacional.

-- El Partido Comunista de China siempre ha estado comprometido con el fortalecimiento y el perfeccionamiento de su liderazgo, y ha obtenido una victoria arrolladora en la campaña contra la corrupción.

Fuente: ChinaToday

viernes, 18 de enero de 2019

¿Es China imperialista?

Por el Cercle Henri Barbusse

El término imperialismo está hoy bastante devaluado y se confunde a menudo con otros conceptos más antiguos como expansionismo o simplemente "imperio". Por ejemplo el imperio romano era efectivamente un territorio bajo control político compuesto por regiones avasalladas en el marco del modo de producción esclavista. Igualmente, los imperios feudales como el Santo Imperio Romano Germánico o el Imperio Otomano oprimieron a los pueblos europeos o africanos durante toda la edad media antes de desaparecer ante las embestidas de las fuerzas nacionales contemporáneas que surgieron con el desarrollo de la clase burguesa. Estas formas políticas de dominación pudieron existir en todos los continentes y bajo numerosos modos de producción distintos.

No obstante hay una forma del todo específica del desarrollo capitalista, que para los marxistas-leninistas representa su "fase superior", y que se llama imperialismo. Éste supone efectivamente, como las formas precedentes, guerras inter-imperialistas por el reparto de los territorios colonizados o neocolonizados dependientes, y también representa una fase de desarrollo que históricamente sólo han alcanzado los capitalismos europeos, norteamericanos y japonés, mediante un largo proceso de acumulación del capital nacional, mostrando signos cada vez más agudos de límites de absorción del mercado interior y la necesidad de exportar los capitales fuera de las fronteras en territorios a la vez consumidores y explotables en mano de obra y en recursos.

Existe una definición sencilla del concepto marxista-leninista de imperialismo, resumido por la pluma de Lenin: "El imperialismo es el capitalismo en la fase de desarrollo en la cual ha tomado cuerpo la dominación de los monopolios y del capital financiero, ha adquirido una importancia de primer orden la exportación de capital, ha empezado el reparto del mundo por los trusts internacionales y ha terminado el reparto de todo el territorio del mismo entre los países capitalistas más importantes." (El imperialismo, fase superior del capitalismo).

Evolución del salario medio en China (en rojo)
Aquí hay que hacer una primera observación: China, por muy "abierta al desarrollo del capitalismo privado" que sea, sigue poseyendo en su sector estatal los mayores bancos nacionales. El Banco Popular de China sigue siendo el "banco central" del país, controlado directamente por el Estado (contrariamente al BCE por ejemplo, que es totalmente privado), y los otros cuatro grandes bancos, que siguen estando dedicados al financiamiento específico y orientados hacia sectores determinados según lo que marquen los planes gubernamentales, cotizan en bolsa pero siendo siempre controlados por el Estado (que posee la mayor parte de las acciones). Por lo tanto, estamos lejos de la hipertrofia vertiginosa del capitalismo financiero salvaje de los Estados Unidos o de la Unión Europea por ejemplo, en lo que respecta a la fase del desarrollo. Por otra parte, hay que apuntar que en China, el propio sector público, el sector de Estado, sigue representando el 25% de la economía nacional (aunque para el FMI sea "deficitaria", es decir "costosa", esta parte pública es financiada voluntariamente por el Estado gracias al desarrollo paralelo del capital privado, muy "rentable").

Una segunda observación: la cita de Lenin precisa hábilmente que exportar capitales (y por supuesto éste es el caso de China en los demás continentes) no "basta" para hacer que un país sea imperialista. Aún hace falta que esta exportación de capitales se convierta en dominante en la economía nacional, y sin embargo aún estamos lejos de las exportaciones gigantescas de capitales que determinan las actuales guerras de rapiña imperialistas en los territorios más jugosos en recursos energéticos, etc. En primer lugar, el mercado interior chino se ha desarrollado tanto, en gran parte por la reabsorción acelerada de la pobreza china, que la producción nacional no alcanza aún en su territorio los límites nacionales que han obligado a los rapaces de los Estados Unidos y de la UE a "repartirse el pastel mundial".

Además, los acuerdos económicos entre los países africanos por ejemplo y China no han adoptado las formas tomadas históricamente por los imperialistas colonizadores. Efectivamente, la frontera es notoriamente tenue en este tipo de acuerdos de nuevo tipo, entre exportación de capitales y ayuda al desarrollo. Décadas de ocupación colonial de los países africanos por Francia o Inglaterra notablemente, han alimentado a las grandes empresas metropolitanas sin proporcionar jamás a los países avasallados las infraestructuras necesarias para su propio desarrollo. Por ejemplo se encontrarán hoy junglas africanas sin ninguna ruta asfaltada, ¡pero que están jalonadas por postes para alimentar la red de "recargas telefónicas" de la compañía Orange! En cambio las obras chinas, en estos mismos países, desarrollan directamente la economía nacional (rutas y autopistas, grandes complejos hospitalarios, edificios y estructuras urbanas, infraestructuras que permiten la explotación de los recursos energéticos) y prevén con la mano de obra local una transferencia tecnológica y de competencias progresiva que interesa evidentemente a los países neocolonizados y bloqueados en su desarrollo por el neocolonialismo y por la deuda con los Estados Unidos o los países imperialistas de la UE.

Finalmente, no hay que olvidar que una parte importante del PIB chino es realizado por empresas privadas extranjeras. Según el razonamiento mecánico según el cual China estaría a la cabeza de los países imperialistas, ¡entonces también está a la cabeza de los países más penetrados por el imperialismo extranjero! No obstante, en este punto, las obras extranjeras que se han instalado en China emplean progresivamente cada vez más a ingenieros y técnicos chinos, lo que permite al país desarrollarse rápidamente mediante una transferencia de tecnología planificada por el Estado.

Por lo tanto, China está económicamente propulsada hacia adelante, con tasas de crecimiento muy importante (en comparación con las tasas de crecimiento de los países imperialistas, en crisis estructural desde hace tantas décadas), mediante el desarrollo de un capitalismo privado aun dominado por el Estado (capitalismo de Estado) bajo la forma de co-empresas, pero esto no quiere decir que se haya convertido en imperialista. No hay que confundir exportación de mercancías y exportación de capitales: China es uno de los países más industrializados del mundo, y por lo tanto de los más exportadores en términos de balanza comercial, pero está cada vez más orientada hacia su mercado interior, por lo tanto es potencialmente uno de los países menos forzados a exportar sus capitales dominando a sus vecinos.

Inversiones Directas Extranjeras de China hacia África (en negro) e Inversiones Directas Extranjeras totales de China (en gris). Se comprueba que las exportaciones de capitales chinos hacia África siguen siendo marginales en comparación con las inversiones hechas hacia otros países y notablemente en la UE.
La exportación violenta de capitales por el imperialismo se ha acompañado siempre de un "aseguramiento" militar de las vías comerciales concernidas, y ello desde las primeras transnacionales holandesas en el siglo XVII (por lo tanto bajo un capitalismo aún muy lejos de alcanzar la fase imperialista desde el punto de vista marxista). ¡Aquí se puede subrayar la aún extrema "timidez" del aseguramiento geoestratégico chino (que sólo tiene una base militar, en Yibuti) frente a la constelación alucinante de las bases militares estadounidenses, francesas y demás en todos los continentes del planeta! Incluso la India está construyendo una base militar en las islas Seychelles: ¿se hablará pronto de un imperialismo indio que molesta "nuestros" intereses?

Existe una diferencia muy clara entre un Estado anti-imperialista que sale del feudalismo, que se desarrolla y se enriquece para sacar – y ello es innegable – a un pueblo extremadamente numeroso y diverso, y un Estado imperialista que, para incrementar los dividendos de las finanzas salvajes, es capaz de cualquier cosa para alcanzar sus fines, incluyendo librar guerras de sumisión o de anexión en todos los continentes. Para uno, los derechos sociales y las conquistas sociales, adquiridas con la fase de consolidación socialista antes del derrumbamiento soviético, son garantizados constitucionalmente, y el impacto del capitalismo privado es minimizado sin cesar por el papel preponderante del Estado en el terreno social. Para el otro, estos mismos derechos, concedidos por una patronal atemorizada durante un tiempo por la solidez del campo socialista después de la guerra, se reducen sin cesar a medida que las todopoderosas finanzas se ensañan en su huida hacia delante para maximizar la tasa de beneficio mediante la guerra, el retroceso de los derechos democráticos y la explotación económica.

Evolución de la tasa de pobreza en China (porcentaje de la población que vive  con menos de 1,25 dólares al día)
Por lo tanto, basta con examinar el lugar y el papel del Estado bajo la dirección del Partido Comunista Chino en la economía, su control sobre el comercio exterior, sus esfuerzos por reformar las instituciones de Bretton Woods (FMI, Banco Mundial, OMC), su estrategia de "cesta de monedas incluyendo el yuan" contra el dólar y la máquina de hacer billetes USA para reducir la dependencia monetaria y su trabajo por establecer alianzas y cooperaciones económicas alternativas a la "globalización capitalista" bajo hegemonía estadounidense (BRICS, Consenso de Shanghái versus Consenso de Washington, etc) para concluir que China es la protagonista de una alternativa anti-imperialista que consiste en reorientar las armas de los imperialistas contra ellos mismo.

Esta táctica de China debe ser estudiada y comprendida como el resultado de una lectura de la correlación de fuerzas surgida tras la derrota del campo socialista que ha reducido a los supervivienes a definir una política y una estrategia de erosión progresiva de la dominación secular del imperialismo en el mundo, al tiempo que prepara los combates defensivos finales que siguen siendo inevitables.

Las inversiones de capitales en África de 2003 a 2013: la fantasía de la supuesta "Sináfrica" (rodeado en rojo, China)

 CAPITALISMO DE ESTADO BAJO EL CAPITALISMO Y BAJO EL SOCIALISMO

La constitución china considera al sistema económico nacional como una imbricación de sectores socialista, capitalista de Estado y capitalista privado. Pero el término de capitalismo de Estado es desde el siglo XIX objeto de controversia: el padre del anarquismo, Bakunin, ya consideraba el socialismo propuesto por Marx como una forma de capitalismo de Estado. La "oposición obrera", camarilla izquierdista de los primeros años del poder soviética, animada en particular por Trotski, acusaba a Rusia de adoptar un giro capitalista de Estado. Y hoy se encuentra a muchos comentaristas occidentales para acusar al Estado chino de sustituir a la burguesía para convertirse en capitalista "como las demás potencias imperialistas".

No obstante el capitalismo de Estado es una forma económica que nunca es pura en un sistema económico y se corresponde concretamente con la nacionalización de las principales empresas del país. La existencia de un sector público, que es en sí mismo una pérdida de beneficio para los especuladores ávidos de especulación para aumentar los precios y destruir los derechos de los trabajadores, es una opción que en sí no tiene significación fuera de su contexto histórico: los Estados Unidos de Roosevelt se vieron obligados a adoptar temporalmente tal sistema (el New Deal) después de la catastrófica crisis de los años 30. El propio Tercer Reich nacionalizó los sectores de la economía para preparar el país para la guerra durante la cual el capitalismo salvaje pudo expandirse sobre nuevas bases.

La URSS de Lenin dejó desarrollarse un sistema mixto (bajo control político obrero) durante la NEP para permitir la ruptura definitiva con el feudalismo y acumular las riquezas suficientes para sentar las bases del socialismo, lo que era entonces considerado como un "retroceso táctico" indispensable. Después de la guerra, también tuvimos muchas nacionalizaciones en Francia, fruto de una necesidad de reconstrucción del país (cosa de la que el capitalismo liberal es incapaz por definición) y de una correlación de fuerzas favorable en la lucha de clases.

Así, el capitalismo de Estado es una opción compleja, de naturaleza antiliberal (del cual uno de los aspectos puede ser keynesiano en los países capitalistas), y cuya orientación política depende de la correlación de fuerzas en la lucha de clases, de las necesidades históricas y materiales, de la clase en el poder, así como el estado de la crisis capitalista mundial masivamente destructora de fuerzas productivas. Es en este sentido que hay que comprender la parte capitalista de Estado del sistema económico chino, que en ausencia de campo socialista en estas últimas décadas, se corresponde con un "retroceso necesario" (como la NEP de Lenin con variantes evidentes de forma, de amplitud y de duración), permitiendo a China perseguir en el plano económico su salida definitiva del estado feudal inicial y colonial en el interior, al mismo tiempo que desarrolla acuerdos con los países del sur que permiten a estos últimos escapar hasta cierto punto del mundo unipolar impuesto por las viejas potencias imperialistas en crisis.

Fuente: http://cercles.communistes.free.fr/chb/publi/tracts/2018_09_01_chine.pdf

miércoles, 26 de diciembre de 2018

China construye un parque de atracciones sobre el comunismo

Varios estudiantes de una universidad de la provincia de Anhui ondean banderas de China. STR (AFP)
Los miles de turistas “rojos” en China tendrán próximamente otro destino al que acudir para celebrar su patriotismo. El grupo Wanda, uno de los conglomerados más grandes de China en ocio e inmobiliaria, construirá un parque de atracciones y un enorme complejo de entretenimiento basado en el comunismo. El proyecto se llevará a cabo en la ciudad china de Yan’an, situada en la provincia de Shaanxi, considerada la cuna y centro neurálgico de la revolución comunista de China al ser el punto final de la Larga Marcha que llevó a cabo el Ejército rojo durante un año.

El proyecto se firmó este mes y contará con una superficie de 1,3 kilómetros cuadrados, con el mencionado parque de atracciones, teatros, cines, centros comerciales u hoteles. Wanda, en un comunicado, explicó que todos los edificios estarán ambientados en los años 30 del siglo pasado, cuando en plena guerra civil china la ciudad se convirtió en el refugio del bando comunista. El complejo supondrá una inversión de alrededor de 12.000 millones de yuanes (unos 1.500 millones de euros) y se abrirá al público en el año 2021, coincidiendo con el primer centenario de la fundación del Partido Comunista de China.

“(El complejo) integrará la educación patriótica, el turismo vacacional y experiencias para conocer el patrimonio cultural intangible del sitio”, aseguró el grupo promotor en un comunicado, que fue accionista del Atlético de Madrid y da nombre al estadio del equipo. El fundador de Wanda, Wang Jianlin, aseguró que con este proyecto el conglomerado “muestra su compromiso con el espíritu de Yan’an”.

Más allá de la viabilidad económica del proyecto –Yan’an es un centro de peregrinaje para muchos ciudadanos chinos cada año y recibió 49 millones de turistas en los primeros nueve meses de 2017– la elección del sitio y parece responder a una forma para redimir los pecados del conglomerado ante las autoridades chinas. El año pasado, Wanda se vio forzada a deshacerse de parte de su cartera hotelera y de complejos turísticos con el objetivo de repagar préstamos. Se trató de una cadena de importantes desinversiones ante la presión de Pekín, que consideró a la empresa como un riesgo sistémico por su abultada deuda. Hasta entonces, Wanda había expandido sustancialmente sus activos dentro y fuera de China.

Este 2018, Wang y su imperio han optado por un perfil bajísimo, lejos de las constantes inauguraciones de complejos por toda China o la firma de acuerdos millonarios para adquirir empresas extranjeras de años anteriores. Otro de sus anuncios importantes ha sido la creación de un proyecto de similar envergadura en Lanzhou, una ciudad en el oeste del país clave en el proyecto de la Nueva Ruta de la Seda que abandera el presidente chino, Xi Jinping.

Fuente: El País